Despliega el menú
Zaragoza

TRANSPORTE

"La Estación Miraflores es como un árbol en el desierto"

Desde la Asociación de Vecinos San José aseguran que la dejadez del entorno de la terminal es la muestra de que "nuestro barrio está olvidado"

La estación se encuentra alejada de las zonas habitadas.
?La Estación Miraflores es como un árbol en el desierto?
TERESA MARTÍN

"Actualmente, pagar un taxi a los viajeros con destino a la Estación Miraflores de Zaragoza saldría más barato que mantener abierta la terminal". Esta son las palabras de Manuel Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos San José. Una agrupación que, en numerosas ocasiones ha manifestado su oposición acerca de la ubicación de la estación de cercanías. "No estamos en contra ni del tren ni de los trayectos ni de todo lo demás. Lo que seguimos sin entender es qué hace en medio de un descampado un edificio al que no se le puede sacar ningún partido", insiste el presidente de San José.

"Nosotros ya pedimos un apeadero en la confluencia de la avenida de San José con Tenor Fleta, que además es una zona en la que reside mucha gente. En cambio hicieron una gran estación, en medio de la nada, que con la crisis que hay pocos frutos debe dar, más bien lo contrario", dice Manuel Andrés. "Ni siquiera tiene demasiada lógica el trayecto, porque si hubieran propuesto hacer paradas en El Burgo de Ebro y en algún polígono, el cercanías hubiera sido un éxito y no en lo que se ha convertido", dicen desde la asociación.

La misma opinión comparte Carlos, un jubilado, vecino de la zona, que a diario pasea por el Camino de Miraflores, vía en la que se ubica la estación de cercanías. "Esto es un árbol en el desierto. Por aquí nunca se ve a nadie, tan solo a los asiduos que cada día caminamos por aquí", dice el zaragozano. "¿Pero quién se va a acercar aquí, si de noche, y ahora oscurece muy pronto, debe dar hasta miedo?", insinúa, a su vez, Florentina Marcos, que reside en la calle de Miguel Servet. "Esto es un desastre. No entiendo a qué fin se gastaron tanto dinero en hacerlo. Los estudiantes de Veterinaria, que está aquí cerca, van en autobús porque les deja al lado de la puerta y si alguien va a la Estación Delicias no puede acarrear por aquí con las maletas", explica Marcos.

Y es que para acceder al apeadero hay tan solo unos metros asfaltados en medio de dos grandes descampados, "que se llenan de barro cuando llueve", apunta Florentina Marcos, a los que se llega tras haber bordeado las instalaciones del Centro Deportivo Municipal La Granja. "La verdad es que se ve a muy poca gente por aquí, pero es que esto está apartado de todo. Ni siquiera hay una parada de autobús cercana. ¿Para qué vas a coger el tren si hay un bus en la puerta de casa que te deja donde quieres?", dice José Martín, residente de la zona.

Para los vecinos de San José, la Estación Miraflores es otra de las demostraciones de que "nuestro barrio está olvidado". "No tiene sentido crear una macroestación con vistas al futuro lejano, porque hoy por hoy es una terminal que no da servicio a nadie. ¿Por qué no la hicieron pensando en los que vivimos ahora y no en un barrio que se creará dentro de unos años? Y si lo hacen, ¿por qué no cuenta con los requisitos básicos?", continúan preguntándose en la asociación vecinal desde que se abrió la terminal. "Son preguntas sin respuesta, porque nuestra queja ya la hemos hecho pública en numerosas juntas de distrito", añade, impotente, Manuel Andrés.

Etiquetas