Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Belloch dice que no venderá patrimonio municipal a precio de ganga

El alcalde de Zaragoza reconoce que el objetivo de firmar un pacto de Gobierno con CHA e IU antes de Navidad ha sido "excesivamente optimista" porque cree que no se querrán incorporar hasta que se aprueben los presupuestos.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch
Belloch considera «un disparate» la decisión de otorgar la capitalidad europea a San Sebastián
ENRIQUE CIDONCHA

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch asegura que hay inversores interesados en la compra de patrimonio municipal, pero ha advertido que no aceptará que se pretenda adquirirlo a precio "de ganga".

Belloch, quien en junio de 2012 cumplirá diez años como alcalde, ha destacado el buen funcionamiento del acuerdo de investidura con CHA e IU, pero reconoce que el objetivo de firmar un pacto de Gobierno antes de Navidad con estas fuerzas ha sido "excesivamente optimista" porque cree que no se querrán incorporar hasta que se aprueben los presupuestos.

P: ¿Cuál es la mayor concesión que ha tenido que hacer para poder ser investido alcalde?

R: La renuncia a Expopaisajes. Me quedé solo porque el PAR, el otro partido que la apoyó, se quedó fuera. El problema no es una renuncia es que los ciudadanos no lo han querido pero es lo que más me duele porque era un proyecto esencial y me lo sigue pareciendo. Espero volver en el futuro a tener mayoría suficiente para volverlo a introducir.

P: También ha tenido que renunciar a otros proyectos...

R: Los Juegos Olímpicos era un proyecto fundamentalmente para Aragón. En esta actual situación de crisis económica, aunque nadie lo hubiera pedido, lo más normal era renunciar.

P: ¿Cómo puede afectar para salir de la crisis la renuncia a esos proyectos y otros como el campo de fútbol o el cierre de la Orla Este?

R: Afortunadamente tenemos otros muy importantes como el tranvía, la urbanización de Arcosur que, aunque con dificultades, estamos sacando adelante, el Centro de Arte y Tecnología (CAT), de una importancia estratégica esencial, y el Caixafórum, con los que se contribuye al incremento de la actividad económica y del empleo.

R: ¿Condicionan los presupuestos la presentación del Plan Económico Financiero?

R: Mientras la aprobación del presupuesto puede remontarse a febrero o marzo, el Plan tiene que estar aprobado antes de Navidad. La única prioridad será el gasto social, el resto de partidas necesariamente tendrán que tener reducciones y en muchos casos drásticas.

P: ¿Es rentable el tranvía?

R: Sí, a partir de cuarenta millones de usos será rentable y se lograrán cuando inauguremos la segunda fase de la primera línea, pero hasta ahora estamos superando con mucho las ratios exigidas. Y, además, si llegamos a los cuarenta millones pondremos en marcha la segunda línea porque es un proyecto que necesariamente tiene que ser financieramente sostenible si no, no tiene ninguna lógica y además es obvio porque la mayoría de capital es privado y de la DGA.

P: ¿Qué parte de patrimonio municipal se quiere poner a la venta? ¿Hay algún resultado?

R: Empieza a haber inversores que quieren comprar, ahora lo que hay que ver es si lo que ofrecen es suficiente o no. Si es como ganga no venderemos nada pero si se adecúa al mercado, sí.

P: ¿Ha renunciado el Ayuntamiento a la creación de empleo público?

R: No renunciamos, ahí está el tranvía, el CAT... Lo que renunciamos es a hacer inversiones tipo equipamientos este y el siguiente año pero obra pública, siempre que tengamos la más mínima posibilidad, la haremos.

P: ¿A qué se debe la deuda y la situación tan precaria del ayuntamiento?

R: No tenemos ningún problema con la deuda, la pagamos con el 5 por ciento de los ingresos. El único problema que teníamos era con los proveedores y, ese, gracias a los créditos ICO lo hemos resuelto de manera definitiva. Ahora solo tenemos que llegar a acuerdos con FCC, con la que hay que hacer un plan de pagos para que sepa cuándo y cómo va a cobrar, y con Tuzsa.

P: Pero la situación económica es precaria...

R: Es que en un presupuesto de 700 millones se han rebajado en casi cien millones de euros lo que aportaba la Administración General del Estado.

P: ¿Se mantiene en la decisión de no renovar la subvención municipal a Ryanair?

R: No voy a poner ni un duro para Ryanair. Estamos pagando vía publicidad subvenciones bastante discutibles. El Ayuntamiento no va a entrar en el juego de las amenazas de si no me das me voy y la DGA tampoco debería aceptarlo; sólo subvencionar si considera algún vuelo servicio público esencial, sino que se queden los rentables.

P: ¿Tendrá Interpeñas nuevo pabellón el año que viene?

R: Es esencial llegar a acuerdos con ellos. Lo que convendría es un acuerdo que dure años, es la única forma de hacer inversiones que resulten rentables.

P: El actual espacio ¿Sería el adecuado?

R: Es bueno pero hay que negociarlo.

P: La quema de contenedores se está convirtiendo en un mal endémico, igual que el botellón, ¿Cómo cree que se puede solucionar el problema?

R: La quema de contenedores son delitos y es el delegado del Gobierno quien debe responder cómo va a resolver los problemas delictivos que se producen. No se puede ningunear y convertirlo en un problema municipal. Es un grave problema de violencia que debe ser resuelto por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

El tema del botellón sí es un tema municipal y muy complicado de resolver porque se ha intentado en toda España. Es un acto de identificación cultural de las personas de unas determinadas edades a quienes lo que les gusta es estar juntos, en grandes corros hablando. Eso ¿cómo se combate? Sólo puedes combatir los excesos: que no se haga en una zona que cree problemas a los vecinos e intentar que no organicen la basura que organizan. No ser guarros no es ningún problema, es una obligación cívica.

P: ¿Hasta qué punto la existencia de un gobierno regional de otro color y la perspectiva de que el PP gane las elecciones generales puede limitar la capacidad de maniobra de ambos gobiernos?

R: El Gobierno de Aragón y el de Zaragoza se necesitan mutuamente, es muy complicado llegar a la confrontación. Ni siquiera Luisa Fernanda Rudi (presidenta del Gobierno) está por la labor de ir a la confrontación institucional. Una cosa es la pelea política que se desarrolla en las sesiones de los plenos y otra la relación institucional, que yo creo que se mantendrá.

P: ¿Se ha llegado a algún acuerdo con la presidenta del Gobierno respecto a la Ley de Capitalidad?

R: Solo acordamos que habrá Ley esta legislatura pero no se han iniciado las negociaciones. Y nosotros presentaremos nuestro propio proyecto aunque lo fundamental es el sistema de financiación. Está claro que no podemos continuar con otra de las causas de los problemas estructurales de este ayuntamiento. Sólo en servicios sociales llevamos 110 millones de euros gastados en una competencia que no es nuestra. La Ley tiene que decidir que o Acción Social es competencia nuestra y por lo tanto nos la delega y transfiere como tal previo pago de su importe o se la queda como tal. Hay que hacer un reajuste global para que las competencias que ejerzamos tengan la justa financiación.

Etiquetas