Despliega el menú
Zaragoza

TRIBUNALES EN ZARAGOZA

El fiscal pedirá 16 años de cárcel para un padre que abusó 3 años de su hija

El acusado aprovechaba los momentos en que se encontraba solo en casa con su hija para llevar a cabo los presuntos abusos.

El fiscal solicitará penas que suman 16 años y 6 meses de prisión para un hombre que será juzgado este mes en la Audiencia de Zaragoza como presunto responsable de las agresiones sexuales sufridas por su hija durante 3 años en el domicilio familiar en la capital aragonesa.

En su escrito de calificación provisional, el ministerio público asegura que los presuntos abusos y tocamientos comenzaron a producirse cuando la menor tenía 14 años y que se prolongaron 3 años, hasta el 1 de febrero de 2011, fecha en la que el procesado intentó, supuestamente, violar a su hija.

Los primeros abusos relatados por el fiscal consistieron en tocamientos diversos, que el acusado fue, presuntamente, intensificando con el tiempo hasta pedirle que le masturbara.

Al parecer, el acusado aprovechaba los momentos en que se encontraba solo en casa con su hija para llevar a cabo los presuntos abusos.

Según la acusación pública, la hija trataba de escabullirse de forma habitual pero finalmente "cedía" porque el presunto agresor "le agarraba con fuerza y tenía miedo de que le hiciese daño".

El pasado 1 de febrero, relata el fiscal, el procesado le quitó los pantalones a su hija, que ya tenía 17 años, y la metió en la cama, pero su acción se vio interrumpida por el timbre de la puerta, a la que había llamado la tía materna de la joven.

La joven, "hastiada" de todo lo ocurrido hasta entonces, contó lo ocurrido a su tía, quien a su vez se lo comunicó a la madre de la menor, que denunció los hechos.

El informe pericial forense ordenado por el instructor del caso concluye que el relato de hechos dado por la menor resulta "coherente y altamente creíble".

El fiscal tipifica los hechos como un presunto delito continuado de agresión sexual y otro de violación, por los que pide, respectivamente, condenas de 3 años y 6 meses y de 13 años de prisión, así como una prohibición al procesado para acercarse o comunicarse con su hija durante un periodo de 14 años.

El representante de la acusación particular en nombre de la menor tipifica los hechos como el ministerio fiscal pero eleva la petición de penas a 5 y 15 años de prisión por los presuntos delitos de agresión sexual continuada y violación, y solicita la retirada al procesado de la patria potestad sobre su hija.

En su escrito de calificación, el letrado de la defensa niega los hechos relatados por las acusaciones y solicita la libre absolución de su cliente.

El juicio por estos hechos se celebrará el próximo 30 de noviembre en la Audiencia de Zaragoza.

Etiquetas