Zaragoza
Suscríbete

FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS

El cementerio de Zaragoza inaugura mañana un jardín de cenizas

El Ayuntamiento ofrece este nuevo servicio que ya existe en otras ciudades. Los familiares podrán esparcir las cenizas gratuitamente o enterrarlas por un módico precio, junto a una planta y una placa conmemorativa, en una parte de la zona ajardinada.

El jardín de cenizas del cementerio de Torrero.
El cementerio de Zaragoza inaugura mañana un jardín de cenizas
P.F.

La sociedad cambia y el cementerio con ella. Ante el crecimiento del número de incineraciones (más de la mitad del total de fallecidos), el cementerio de Zaragoza ofrece desde este martes 1 de noviembre un nuevo servicio: un jardín de cenizas.

Las familias pueden esparcir gratuitamente las cenizas desde mañana. Tras la incineración, los familiares recibirán información sobre esta nueva opción. Sin ayuda de ningún operario, podrán dirigirse al jardín y llevar sus cenizas. Este sistema es gratuito. El jardín se regará dos veces al día, lo que permitirá que las cenizas se filtren entre las piedras y se depositen sobre la capa de tierra.

El Ayuntamiento ofrece otra segunda opción de pago, que entrará en funcionamiento en breve. En esta zona, se enterrarán las cenizas (preferentemente, en una urna biodegradable). A su lado se colocará una planta (santolina, romero, espliego o phitosporum, según los sectores) y una placa con el nombre de la persona fallecida. Tendrá un coste de 22 euros por cinco años, más una tarifa aún por determinar por la planta y el mantenimiento.

Este espacio ajardinado ocupa una superficie de 4.420 metros cuadrados y se encuentra en la zona antigua del cementerio, cerca del andador de Costa. Este espacio está dividido en siete zonas de jardines (dos para la opción gratuita y cinco para la de pago), que alternan áreas de césped con andadores y espacios de gravilla de distintos colores, donde se ubicarán las cenizas. Un muro de piedra de Calatorao delimita toda la zona.

El jardín tiene capacidad para enterrar 500 urnas, ampliable a 1.500. La zona de esparcimiento libre no tiene límite, puesto que las cenizas quedarán mezcladas con la tierra. El año pasado, se realizaron más de 3.300 cremaciones en el cementerio de Torrero.

“Las costumbres están cambiando y ofrecemos un nuevo servicio a la ciudad. Además, también se ha producido un cambio desde el punto de vista paisajístico, con la creación de los jardines”, ha destacado el concejal de Urbanismo, Infraestructuras, Equipamientos y Vivienda, Carlos Pérez Anadón, en la presentación del jardín de cenizas.

Este modelo funerario tiene antecedentes en otras ciudades españolas, como Granada o el Jardín de los Aromas de Montjuïc, en Barcelona.

Etiquetas