Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

"Los rastrojos se acumulan en el eje del tranvía, en Vía Ibérica"

Desde el Ayuntamiento aseguran que es ?una opción estética que necesita varios meses para apreciar el resultado. Si no resulta adecuada, se modificará?.

La vegetación que rodea la obra del tranvía no convence a los usuarios
?Los rastrojos y árboles raquíticos se acumulan en pleno eje del tranvía, a su paso por Vía Ibérica?
T. M.

Árboles secos y raquíticos, rastrojos y hierba que lleva creciendo desde el pasado mes de abril en algunos tramos del recorrido del tranvía, y “que nunca han debido cortar” es lo que más llama la atención cada día del zaragozano Gabriel Reina y de otros muchos ciudadanos que coinciden en la “dejadez y la mala imagen” que da ver “una obra en la que se ha invertido tanto en esas condiciones. Eso sí, el césped está muy bien cuidado”, comenta Ángela Abadía, mientras espera el tranvía en la parada de Romareda.

“La zona que se encuentra en peor estado es la que va desde la rotonda del Tercer Cinturón con Vía Hispanidad hasta la plaza Emperador Carlos V, donde los parterres ya son más estrechos”, explica Gabriel Reina. “Hay incluso paradas que aún tienen los huecos de algunos árboles que han podado y no han cubierto. Es una especie de dejadez que realmente me preocupa porque deteriora mucho la imagen de Zaragoza”, dice, indignado, Reina.

Juan Luis Alcalde es de la misma opinión. “No tengo ninguna queja del tranvía como medio de transporte. Yo lo uso a diario y estoy encantado porque es una maravilla. Pero sí que es verdad que, por según qué zonas, los jardines están muy dejados. Pasas de ver la hierba muy bien cortadita a toparte con unos rastrojos secos que no pintan nada, la verdad. No entiendo por qué no los cortan”, argumenta Alcalde.

A su lado, en la parada de Casablanca, justo delante del Hospital Militar, la joven María Suárez, aún va más allá. “Hoy –por ayer- es un día lluvioso. Normalmente voy en bici hasta el centro de la ciudad, donde está mi lugar de trabajo. Para mí, además de que también creo que deberían cortar los hierbajos que abundan por según qué zonas del recorrido, lo peor son las ramas de los árboles que hay en el tramo del carril bici del paseo de Isabel La Católica hasta la rotonda del Tercer Cinturón. Se meten, literalmente, en el carril bici y quitan toda la visibilidad”, cuenta, indignada, Suárez.

Por su parte, desde el Consistorio zaragozano aseguran que “aún quedan remates que mejorar, entre ellos el tema de jardinería, y por eso el Ayuntamiento aún no ha dado por buena esa terminación”, explican fuentes municipales. “El objetivo del Iñaki Alday, arquitecto de la obra, era crear un tipo de vegetación que fuera lo más natural posible. Es una opción estética que necesita varios meses para que se pueda apreciar su resultado. Por ello, el Ayuntamiento está, por ahora, observando cómo evoluciona esa propuesta de jardinería y, si se viera que no resulta finalmente la adecuada, serán Los Tranvías de Zaragoza quienes se harán cargo de su modificación”, concluyen las mismas fuentes.

Etiquetas