Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PLENO DE ESTE MARTES

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba una subida de impuestos del 5%

Fernando Gimeno dice que supondrá 2,32 euros más al mes a 443.000 familias; 10 euros a 44.145 unidades no residenciales; 81 a 976 empresas o locales ocupados por empresas y 356 euros al mes a 356 titulares de locales.

Belloch presidió el pleno de este martes
El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba una subida de impuestos del 5%
OLIVER DUCH

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, con los votos del equipo de Gobierno del PSOE, de CHA e IU y el rechazo del PP, una subida media de las ordenanzas fiscales para 2012 de un 5 por ciento, contra la que el sector empresarial ya ha anunciado que presentará alegaciones.

El vicealcalde y consejero de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, ha asegurado que se ha previsto una subida de impuestos "muy medida", que supondrá 2,32 euros más al mes a 443.000 familias; 10 euros a 44.145 unidades no residenciales; 81 a 976 empresas o locales ocupados por empresas y 356 euros al mes a 356 titulares de locales.

Gimeno ha precisado que durante los últimos años la presión fiscal en Zaragoza ha bajado un 2,9 por ciento, ya que en ese periodo los precios subieron un 3,8 por ciento y los impuestos solo se incrementaron un 0,9, y con el aumento de este año la ciudad se sitúa en el número 41 de las capitales de provincia españolas en la materia.

En su opinión, a pesar de las limitaciones con que se encuentra el Consistorio para 2012 se han introducido criterios de progresividad para favorecer a quienes tienen escasez de recursos, el fomento del empleo, las políticas medioambientalmente sostenibles o a las familias numerosas.

Ha informado de que el IBI residencial con valor catastral a un millón de euros se le aplica un aumento del 5 por ciento, incluidas las empresas, mientras que en el caso del no residencial, la subida "no afecta al 98,98 por ciento".

En cuanto al Impuesto de Actividades Económicas (IAE), ha dicho que solo grava a las empresas con una facturación de más de un millón de euros, que, ha advertido, "no son tantas", y de las nueve categorías existentes, en seis sube el 5 por ciento, y en las nueve se han introducido sectores empresariales que estaban "discriminados favorablemente" respecto a otras empresas que "pagaban muchos más impuestos".

El PP habla de "voracidad recaudadora"

En cuanto a tasas y precios, ha explicado que se aplica un incremento del 5 por ciento con carácter general, de un 10 por ciento a las enseñanzas artísticas y de un 10 por ciento a cajeros y veladores, y ha justificado su rechazo a apoyar las propuestas del PP porque suponían 12 millones de euros menos de recaudación.

El concejal del PP Jorge Azcón ha reprochado la "voracidad recaudadora" del PSOE y su negativa a negociar las ordenanzas con su grupo, que defendía una fiscalidad de "justicia" con los ciudadanos, orientada a generar empleo, a políticas sociales, a no perjudicar a las empresas, a mejorar la fiscalidad de las familias numerosas, a la rehabilitación de viviendas o a mejorar la recaudación en el IBI.

Azcón ha asegurado que las del PSOE no son unas propuestas fiscales ni "progresivas ni progresistas" sino "regresivas", y se ha preguntado "qué tiene de progresivo" subir un 5 por ciento la residencia de la Casa Amparo, la Atención Domiciliaria o las Escuelas Infantiles.

Desde CHA, Carmelo Asensio ha destacado que las nuevas ordenanzas garantizan el mantenimiento de la calidad de los servicios públicos con criterios de progresividad y justicia social.

Para Asensio, un 5 por ciento de media es un incremento "equilibrado" que va a permitir mantener la presión fiscal y "recuperar lo que se ha perdido en los últimos años" y permite gravar a los patrimonios y rentas que "lo pueden soportar".

El portavoz de IU, José Manuel Alonso, ha recordado que este año no se han ingresado los 40 millones previstos por venta de suelo y se han perdido 70 por la minoración en la participación de los impuestos del Estado y otros once por una menor recaudación.

Alonso, para quien se trata del inicio de una reforma fiscal "necesaria", se ha opuesto a subidas y bajadas lineales de impuestos y por el contrario ha alabado los criterios de progresividad que se han introducido y que "apenas" suponen 5 millones de euros más de ingresos.

Quejas de empresarios

El presidente de la Federación de Empresarios de Zaragoza y Provincia, ECOS, José Antonio Pueyo, ha intervenido al inicio del debate para pedir que no se suba ni el IBI, ni el IAE ni el impuesto sobre los veladores de terrazas o en su defecto que se diferencie entre los locales que están ocupados por una actividad económica, que "está dando vida y vigilando" la calle, del que no lo está, que la está "degradando".

Ha recordado que empresario "no es sinónimo de rico" y ha advertido de que podría ser una subida "injusta" para, en determinados casos, "unas cuentas empobrecidas".

Desde la CEZ, Cámara de Comercio, Cepyme y Horeca se ha subrayado que el esfuerzo fiscal que supondrá esta subida de impuestos será "insoportable" para el sector empresarial y tendrá efectos "perniciosos" sobre el empleo, por lo que han pedido que se disminuya la presión fiscal o se regule transitoriamente una nueva calificación del callejero fiscal durante las obras del tranvía.

En caso contrario, han anunciado que no cejarán en su esfuerzo por disminuir la presión fiscal vía alegaciones al proyecto de ordenanzas, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2012.

Etiquetas