Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

AMBIENTE EN LA CALLE

Independencia, el paseo inagotable

Las obras del tranvía no le han impedido ser uno de los escenarios principales de estas fiestas. El Ayuntamiento planea recuperarlo para la Ofrenda y los conciertos cuando concluyan los trabajos

El paseo de la Independencia, concurrido ayer por la mañana, goza de una jugosa oferta durante las fiestas del Pilar.
Independencia, el paseo inagotable
ARÁNZAZU NAVARRO

Ha sido –y es– uno de los principales damnificados por las obras del tranvía, circunstancia que no le ha impedido brillar durante estas fiestas del Pilar. A pesar de encontrarse abierto en canal, el paseo de la Independencia ha conseguido mantener su estatus como uno de los principales espacios de Zaragoza durante los días festivos. Ningún otro lugar emblemático, como la plaza del Pilar o la calle Alfonso, se ha visto tan afectado por los trabajos de ampliación de la línea tranviaria. Y, sin embargo, miles de personas lo han inundado a diario. Así ha vivido estas fiestas Independencia, el paseo inagotable.

Las obras le han privado de la Ofrenda de Flores, el acto mayor de las fiestas del Pilar. Tampoco le han permitido aparecer en el programa de conciertos. Aun así, ha conseguido retener todo el protagonismo, reuniendo una jugosa oferta, que todavía se puede disfrutar hoy. En sólo unos metros, el paseante puede posar para el dibujo de un retrato, comprar la portada de un disco de Elvis Presley, probarse innumerables piezas de bisutería, tararear una ranchera, escuchar un repertorio riquísimo de música andina o ver los bailes y contorsiones de un imitador de Michael Jackson. Hay para todos los gustos en el enorme mosaico cultural que las decenas de artistas callejeros forman en el paseo de la Independencia durante las fiestas. No hay quien se marche indiferente.

La ausencia de grandes actos en Independencia –a excepción de la Ofrenda de Frutos, que sí acudió el jueves a su tradicional encuentro con el paseo– había generado cierto temor entre comerciantes y restauradores, que no tenían todas consigo. Al final, se ha impuesto el incomensurable tirón que posee la arteria zaragozana entre sus paisanos y visitantes. A falta de datos definitivos –esto no ha terminado–, las sensaciones son positivas. «Hemos realizado una encuesta para conocer las opiniones de los empresarios de la zona y están bastante contentos. Una parte muy importante de la culpa la tiene el tiempo veraniego de estos días, que ha sacado a la gente en masa a la calle. No creo que se consiga igualar lo del año pasado, cuando la gente sí disfrutó de un puente festivo. En cualquier caso, estamos satisfechos», asegura José Luis Yzuel, presidente de Horeca (Asociación Profesional de Empresarios de Hoteles y Restaurantes de Zaragoza y Provincia).

Las cifras deberán probar más adelante las impresiones que, en general, todos han sacado desde el comienzo de las fiestas.

El tranvía no será obstáculo

Que la Ofrenda de Flores y los conciertos –de mudanza este año en la plaza del Pilar– vuelvan a Independencia es cuestión de tiempo. Esa es, al menos, la intención del Ayuntamiento de Zaragoza, que desea recuperar este espacio en su plenitud para las fiestas, cuando finalice la segunda fase de las obras del tranvía, en 2013. ¿Y es posible habilitar Independencia para estos eventos con el tranvía en circulación? La pregunta tiene truco, porque lo que se plantean los responsables municipales consiste, precisamente, en cortar un tramo de la línea tranviaria, entre las plazas de Aragón y España. El tranvía, por tanto, no será obstáculo.

Si se cumple lo planeado por el Consistorio, el tranvía circularía, por un lado, desde Valdespartera hasta la plaza de Aragón, donde la línea quedaría interrumpida. Ocurriría lo mismo en el otro extremo del paseo de la Independencia, en la plaza de España, de donde partirían con destino a Parque Goya. En medio, la céntrica arteria de la capital aragonesa, totalmente disponible para albergar parte del recorrido de la Ofrenda de Flores, los conciertos... En lo que había consistido, hasta este año, la normalidad durante las fiestas del Pilar.

Etiquetas