Zaragoza
Suscríbete

BARRIO OLIVER

“Muchas de nuestras aceras son tan estrechas que no se puede ir ni con el carro de la compra”

La asociación vecinal presentó, el pasado mes de abril al Ayuntamiento de Zaragoza, un Plan de Desarrollo Sostenible y Comunitario del barrio en el que se incluía la ampliación de las aceras como una de las mayores preocupaciones de los vecinos.

Los vecinos solicitan calles con aceras para convivir
?Muchas de nuestras aceras son tan estrechas que no se puede ir ni con el carro de la compra?
T. M.

“De las más de 100 calles del barrio que hemos revisado, la mayoría de ellas cuenta con aceras que miden entre 30 y 70 centímetros de anchura. Con estas medidas es imposible que se crucen dos peatones sin que uno de ellos tenga que pisar la calzada”. Así se expresa Elena Enciso, miembro de la Asociación de Vecinos Oliver, y una de las más de 600 personas que han participado en la creación del Plan de Desarrollo Sostenible y Comunitario del distrito. Se trata de un informe que concluye con un Contrato de Barrio, presentado el pasado mes de abril al ayuntamiento, y que busca soluciones a las necesidades de los vecinos.

Precisamente, una de las preocupaciones más importantes para quienes residen en el barrio Oliver es la estrechez de sus aceras. “La participación del vecindario en este proyecto y, concretamente, en este punto, fue masiva, ya que fueron ellos quienes se encargaron de medir las aceras de las calles en las que residen y trasladarnos sus inquietudes”, cuenta Enciso.

“Y es que el día a día es muy complicado para quienes, simplemente, van a hacer la compra con sus carros, y no digamos para las personas con movilidad reducida. Sin ir más lejos, no hace muchos días, un joven matrimonio, que reside en la calle Pilar Aranda, me contaba las dificultades que les suponía pasear con su bebé recién nacido por su zona”, dice Elena Enciso.

Desde la asociación vecinal confían en que las soluciones “lleguen pronto”, aunque son conscientes de que todas las aceras propuestas en el plan no podrán ampliarse por falta de espacio. “Sabemos que el proyecto en su totalidad no se podrá llevar a cabo. Lo único que solicitamos es que sean los técnicos municipales quienes estudien su viabilidad”, argumenta la zaragozana.

“La asociación del barrio se creó hace 40 años y estamos más que acostumbrados a luchar y a salir a la calle para pedir lo que nos pertenece como distrito. Lo que ahora solicitamos son calles con aceras para convivir, pensadas en función del peatón y no de la circulación de vehículos”, concluye Elena Enciso.

Etiquetas