Zaragoza
Suscríbete

REACCIÓN AL INFORME DE LA OMS

El Ayuntamiento dice que desconoce el informe y asegura que la ciudad cumple la normativa

Las últimas estadísticas sobre la calidad del aire que maneja el Consistorio muestran que el año pasado Zaragoza cumplió con la legislación sobre contaminación atmosférica por primera vez en casi una década.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha negado conocer el informe hecho público este lunes por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que se sitúa a la capital aragonesa a la cabeza de las ciudades con peor calidad del aire en España, y dice que Zaragoza cumple con la normativa europea en esta materia.

En la primera base de datos mundial sobre calidad del aire que ha publicado en Ginebra, la OMS fija en un máximo de 20 microgramos por metro cúbico (µg/m3) la media anual de PM10 -partículas contaminantes de menos de 10 micras de tamaño en espacios exteriores e interiores- el nivel por encima el cual el aire es perjudicial para la salud. Y por encima de los 40 µg/m3, aparecen, como las ciudades con peor calidad de aire en España, Granada, con 40, Sevilla, con 45 y Zaragoza, con 45.

Sin embargo, como publicó HERALDO DE ARAGÓN a principios de año, las últimas estadísticas sobre calidad del aire que maneja el Ayuntamiento muestran que el año pasado Zaragoza cumplió toda la legislación sobre contaminación atmosférica por primera vez en casi una década. Desde que en 2002 se endureció la normativa sobre partículas en suspensión, la ciudad siempre había superado los límites legales establecidos para este tipo de sustancias. Sin embargo, en los últimos años se venía percibiendo una mejora que se ha confirmado en 2010.

Partículas en suspensión

Las partículas en suspensión (PM10) son sustancias sólidas o líquidas de distinto origen -polvo, polen, hollín, humo…- cuyo diámetro es inferior a las 10 micras: menos de la centésima parte de un milímetro. Ese pequeño tamaño hace que las PM10 lleguen con facilidad al sistema respiratorio causando efectos adversos para la salud. Los principales focos de generación de estas partículas son el tráfico, la industria, las obras y las calefacciones. No obstante, también están presentes en el aire por causas naturales, ya que el viento arrastra todo tipo de sustancias. De hecho, las intrusiones de polvo sahariano son otro de los factores que suele disparar los niveles de PM10.

Etiquetas