Zaragoza
Suscríbete

OPERABA EN ZARAGOZA

Cae una banda que compraba móviles con identidades falsas y vaciaba cuentas bancarias

Los 30 integrantes de la banda, que operaban en diferentes provincias, entre ellas Zaragoza, fueron detenidos anoche en Barcelona.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 30 personas de una banda de estafadores brasileña que presuntamente se dedicaba a falsificar documentación de identidad para adquirir teléfonos móviles de alta gama y tarjetas SIM que revendía en el mercado negro y vaciaba cuentas bancarias robando los datos por Internet.

En rueda de prensa, el inspector jefe del rea Territorial de Investigación (ATI) de Barcelona, Ramon Grasa, ha explicado que el grupo estaba especializado en diferentes tipos de estafa: la falsificación de documentos comunitarios para ciudadanos extracomunitarios, la utilización de esta documentación para obtener los teléfonos móviles que vendía a receptadores y el 'phising', una estafa que consiste en robar datos bancarios desde una página web falsa.

La banda estaba jerarquizada y contaba con varias escalas: los 'coyotes', que eran los que daban la cara, compraban los móviles y hacían extracciones de dinero; sus jefes directos, dedicados a controlar todos los movimientos, y los cabecillas, especializados en falsificar la documentación, además de los receptadores, que vendían el material robado.

El inspector Grasa ha asegurado que este tipo de operaciones contra bandas de estafadores son "cíclicas" y que en estos años se han hecho operaciones similares, aunque actualmente éste era el grupo más activo que operaba en Barcelona.

Venta de documentos

Los estafadores tenían un primer nivel de negocio vendiendo documentación falsa a extracomunitarios por entre 200 y 400 euros, que podían ser pasaportes y NIE, pero también nóminas, certificados de empresa y hojas de liquidación.

No obstante, la estafa "más habitual" según los Mossos era la compra de iPhone y otros teléfonos de alta gama formalizando contratos con documentación ficticia, para lo que llegaban a viajar a numerosos puntos de España --Ourense, San Sebastián, Zaragoza, Pamplona y Palma de Mallorca-- para no levantar sospechas en las tiendas de telefonía.

Una vez obtenían el teléfono, lo vendían a receptadores que lo revendían a un precio mucho más elevado, además de que se utilizaba la tarjeta SIM para hacer un uso indiscriminado de la línea telefónica, aprovechándose de que la compañía telefónica tardaba al menos un mes en constatar que la cuenta estaba vacía y el titular no existía.

Finalmente, el 'phising' lo realizaba un 'hacker' instalado en Brasil que obtenía los datos bancarios y hacía transferencias fraudulentas que luego extraían los denominados 'coyotes'.

La operación Coyote se culminó entre el 13 y 15 de septiembre con 13 registros en los domicilios de los implicados, en Barcelona, Santa Coloma de Gramenet, L'Hospitalet de Llobregat y Badalona, tras meses de investigaciones coordinadas por el Juzgado de Instrucción número 8 de Barcelona.

39 implicados

En total, hay 39 implicados en la banda, 32 brasileños, tres paquistaníes, dos españoles y dos chilenos --los últimos más relacionados con la receptación--, por lo que la policía ha emitido órdenes de busca y captura para los que falta por detener.

El núcleo duro del grupo, en total nueve hombres y una mujer de entre 22 y 41 años, uno de ellos paquistaní, ya ha ingresado en prisión por orden judicial imputado por delitos como organización criminal, falsificación de documentos y estafa.

La mayoría de los detenidos eran originarios de Ji Paraná en Brasil, y tenían vínculos familiares, amistad o mantenían relaciones sentimentales, ha detallado Grasa.

Etiquetas