Zaragoza
Suscríbete

SE EXPORTA EL 70% DEL VINO

Ainzón reúne a cientos de personas para brindar con el primer mosto del año

La comarca de Campo de Borja celebró su XXII edición de la fiesta de la vendimia.

José María Pérez y María José Lahuerta fueron ayer la pareja encargada de pisar las uvas del primer mosto de Campo de Borja.
Ainzón reúne a cientos de personas para brindar con el primer mosto del año
FOTO SAMPER

La fiesta de la vendimia de Campo de Borja, que este año ha llegado a su vigésimo segunda edición, volvió a reunir ayer a cientos de personas en el corazón de Ainzón para brindar con el primer mosto de la temporada. Un año más, se pisaron las uvas bendecidas con las que se da comienzo de forma oficial a la vendimia, que, sin embargo, ya ha arrancado en muchos municipios de la zona.

La plaza Mayor fue el lugar elegido para la recepción de autoridades, entre las que estuvieron el delegado y subdelegado del Gobierno en Aragón, el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, el director general de Alimentación del Gobierno de Aragón y el presidente de la comarca de Campo de Borja. El alcalde de Ainzón, Miguel Royo, les dio la bienvenida y se impusieron las bandas a las reinas de la vendimia.

Una misa baturra en la iglesia de Nuestra Señora de La Piedad interpretada por el grupo de jotas de Fuendejalón sirvió para bendecir las uvas que, posteriormente, se pisaron. Los encargados de hacerlo fueron 3 miembros de una misma familia de la peña La Quinta Parra: José María Pérez, su mujer, María José Lahuerta, y su hijo, Daniel. No era la primera vez que estos pies se encargaban de ofrecer el primer mosto.

Después llegó el tiempo de los discursos. El alcalde de Ainzón, que se estrenaba en el cargo como anfitrión de esta fiesta, incidió en "la necesidad de fomentar el consumo nacional de vino". De hecho, la Denominación de Origen Campo de Borja exporta el 70% de su vino al extranjero.

Después del acto propio de exaltación del vino, todos los vecinos de la comarca e invitados a la fiesta pudieron probar los caldos y acompañarlos de un vermú en el polideportivo. La jornada acabó con una comida en el monasterio de Veruela, sede del museo del vino.

Este año se esperan recoger unos 28 millones de kilos de uva, una cifra inferior a la del pasado año y en la que ha tenido que ver la sequía. La recolección se ha adelantado unas dos semanas debido al calor de los últimos días.

La principal variedad de esta Denominación es la garnacha, que bautiza a todo un imperio y que ha dado impulso a una ruta homónima que pretende aunar enología y turismo.

Etiquetas