Zaragoza
Suscríbete

AYUNTAMIENTOS

El concejal más joven de España es de Velilla de Ebro

El zaragozano Pedro Villarroya, de 19 años, es concejal por el PAR en Velilla de Ebro, localidad en la que se ha criado y reside. A pesar de su juventud, no dudó en presentarse a las últimas elecciones para trabajar por su pueblo.

Pedro Villarroya, en su toma de posesión
El concejal más joven de España lo tiene Aragón

Es un caso excepcional. Tanto, que no hay otro en España. Pedro Villarroya (Zaragoza, 1992), concejal de Velilla de Ebro desde los comicios del pasado mes de mayo, ha demostrado que los jóvenes también pueden hacer política. Estudiante del grado medio en Sistemas Microinformáticos y Redes, está “encantado” de poder formar parte, a sus años, de los nuevos proyectos que esperan al municipio.

“Estoy muy ilusionado. De momento, voy conociendo el funcionamiento del Ayuntamiento, ya que estamos aterrizando todavía”, explica Villarroya, quien asegura que “el nuevo equipo de gobierno -continuación del anterior- está motivado para seguir haciendo cosas por Velilla, a pesar de los tiempos que corren”.

Su llegada, por inesperada durante la campaña electoral, fue especialmente emotiva. Y es que, según indica, tenía muy pocas opciones de salir elegido: “Iba en la lista por el PAR en sexto lugar, por lo que sabía que no iba a ser fácil”. Sin embargo, hubo sorpresa. “Sacamos seis concejales de siete, lo que me ha convertido en el concejal más joven de nuestro país”, precisa satisfecho.

Activo y participativo -como se define-, forma parte del Punto de Información Joven, algo que, unido a su condición de concejal de Juventud, le permite organizar actividades sociales para este colectivo. Y es que, en el fondo, su objetivo es “hacer crecer el municipio, resolviendo así los problemas de los vecinos”.

Político y estudiante

Por ahora, combinar la actividad estudiantil con la política no le supone mayor inconveniente. De hecho, lejos de preocuparse, mira al futuro con optimismo. “Gracias a lo que estoy estudiando voy a poder aplicar mis conocimientos en mejorar la gestión informática del Ayuntamiento”, estima el edil.

Así, está convencido de que sus ganas e ilusión, unidas al apoyo del equipo municipal, le van a permitir estar a la altura. “Cada etapa de la vida tiene sus cosas positivas”, aclara, lo que quiere aprovechar para aportar cierto valor añadido a los proyectos del territorio, que “son bastantes porque queda mucho por mejorar”.

Etiquetas