Zaragoza
Suscríbete

MEDIDAS DE AHORRO

La Muela prolonga el cierre de sus tres museos y apaga farolas para reducir gastos

El Consistorio estudia si renuncia a los centros del aceite, el vino y la vida. El día 19 se tratará la disolución de la sociedad cultural.

La Muela ha prolongado sine díe el cierre de sus tres museos, inaugurados cuando la anterior alcaldesa, María Victoria Pinilla, estaba en sus cotas más altas de popularidad. El equipo de gobierno del PP no tiene previsto negociar el restablecimiento del suministro eléctrico de los centros del viento, el aceite y la vida (a oscuras desde hace meses por impagos) porque considera que existen otras «prioridades». Además, el Ayuntamiento ha apagado la mitad de las luces del paseo de la Reina Sofía con objeto de ahorrar al considerar «excesivo» el número de focos.

El Consistorio ha aprovechado el apagón de los museos para estudiar su viabilidad en una situación de asfixia económica fruto de la herencia de Pinilla. La concejala Inmaculada Domínguez comentó ayer que los tres espacios son «deficitarios». El PP aún no ha determinado cuál será su futuro, pero parece claro que todos no se podrán mantener.

Esta medida forma parte de un plan de reducción del gasto, al igual que la retirada de luces del paseo de la Reina Sofía. Respecto a este punto, la alcaldesa, Marisol Aured, indicó que supone un ahorro mensual de 1.500 euros mensuales (antes se pagaban 3.000). Así, el Ayuntamiento prevé dotar de luz zonas más descuidadas, como algunas calles del casco viejo.

Aured informó de que ahora los miembros de la corporación ya no tienen móvil del Ayuntamiento, por lo que cada concejal abona sus facturas. No obstante, hay que recordar que los seis ediles del PP cobran sueldo (hay cuatro dedicaciones exclusivas y dos parciales). La Muela adeuda 5.000 euros por el servicio de móviles de los últimos meses del mandato de Pinilla, cantidad que, sumada al coste de la línea fija, hace que el dinero pendiente de pago a Telefónica ronde los 25.000 euros.

El concejal Héctor Carrera apuntó que buscan soluciones para disminuir la factura de la treintena de líneas de telefonía fija de la administración. Cada mes suponen un importe de 2.400 euros, una cifra inasumible para La Muela en estos momentos. La solución pasa por cambiar la tarifa y dar de baja varias terminales. Asimismo, la alcaldesa expuso que han optado por no encender el aire acondicionado en la casa consistorial.

Por otro lado, el lunes 19 de septiembre se reúne la junta de la sociedad cultural y deportiva. Las tres administradoras de la entidad (Aured, Rosa Barceló e Inmaculada Domínguez) propondrán la disolución de la misma. De esta forma se confirma una medida que empezó a sonar en La Muela a raíz de que se anunciara un ERE de extinción para 42 de los 63 trabajadores de la sociedad. Hace semanas, el gobierno del PP admitió que estudiaba esa posibilidad, y así ha sido.

Ese día, los empleados de la sociedad han convocado una nueva protesta para denunciar su situación y reclamar la paga extraordinaria que se comprometió a abonar Aured. Fuentes sindicales afirmaron que un grupo de afectados solicitó al comité organizar otra concentración a las puertas del Consistorio, la tercera desde agosto. En principio, se ha pedido permiso a la Delegación del Gobierno para el mediodía. La manifestación se llevará a cabo a no ser que el colectivo, al que además se le adeudan tres nóminas, cambie de parecer o reciba la extra.

Etiquetas