Zaragoza
Suscríbete

LA MUELA

Los trabajadores de La Muela denuncian que 63 familias no cobran desde junio

En una concentración, los empleados de la sociedad acusan a la alcaldesa de «incumplir» su palabra. Aured alega que el embargo de las cuentas impide el abono de la paga extra.

Los trabajadores de la sociedad cultural y deportiva de La Muela se concentraron ayer a las puertas de la casa consistorial ante el impago de cuatro nóminas. El colectivo denunció que la alcaldesa, Marisol Aured, ha incumplido su palabra después de que se comprometiera en público a abonar la paga extraordinaria de verano. El Ayuntamiento aún no ha efectuado ese ingreso (que supondrá un desembolso total de 40.000 euros) porque, según la aludida, el embargo de las cuentas de la sociedad lo impide. Los problemas no terminan ahí, ya que las negociaciones por el ERE de extinción que afecta a 42 de los 63 empleados han terminado sin acuerdo.

Una treintena de empleados, acompañados por familiares y simpatizantes, acudieron a la protesta organizada por CSI-F y CC. OO. en la plaza de Vicente Tena. El lema de la convocatoria, reflejado en la pancarta central, era '63 familias sin cobrar', en referencia a que no han cobrado las nóminas correspondientes a junio, julio y agosto, situación que se agrava con la extra también pendiente. Fuentes sindicales subrayaron que lo ocurrido con la paga extraordinaria ha sido «el detonante».

«Y mi extra, ¿dónde está?», «promesas sin cumplir, alcaldesa dimitir», «alcaldesa mentirosa» o «tres meses trabajando pero no cobrando» fueron algunos de los cánticos que se entonaron. Desde CSI-F y Comisiones Obreras lamentaron que en La Muela se viva «un drama social y familiar». El malestar con Aured llevó a un grupo de empleados a sentarse de forma simbólica en la plaza próxima al domicilio de la representante del PP. La 'sentada' se produjo al término de la concentración oficial y los trabajadores fueron allí a título personal; los sindicatos solo pidieron permiso para congregarse una hora frente al Ayuntamiento. En las inmediaciones de Vicente Tena se dejaron ver los ediles de CHA y Luis Pinilla (CDL), hermano de la ex alcaldesa, María Victoria Pinilla.

Aured insistió en que el Consistorio siempre ha tenido intención de pagar la extra al colectivo (el resto de las mensualidades entran dentro del ERE) y que le preocupa la situación. La edil informó de que, como las cuentas de la sociedad están embargadas, la administración envió un escrito al juzgado de La Almunia en el que expuso que preveía transferir dinero de las arcas municipales a la entidad. Sin embargo, el juzgado mantiene la orden de embargo porque no le consta «la existencia de crédito salarial impagado que haya sido objeto de reclamación judicial por parte de los trabajadores». El Ayuntamiento interpreta la respuesta judicial como que si ingresa el dinero de la extra, este no irá a parar a los asalariados, sino a los acreedores cuyas demandas motivaron el bloqueo de las cuentas.

Aured comentó que volverán a ponerse en contacto con el juzgado y que consultarán con sus asesores. «El hecho de no pagar la extra no corresponde a una decisión política, nos lo dice el juez», enfatizó la popular. Por otro lado, la alcaldesa admitió que las negociaciones por los despidos concluyeron sin acuerdo. Fuentes del comité de empresa apuntaron que Trabajo fijará ahora las condiciones. Los sindicatos se mostraron en contra del ERE porque consideran que los puestos de trabajo son viables por los servicios que prestan.

Fuentes de CSI-F dijeron que el expediente de regulación de empleo ha estado «mal planteado» y que faltaba un plan social. CC. OO. añadió que, en cuanto a las indemnizaciones, reclamaban «despidos decentes».

Etiquetas