Zaragoza
Suscríbete

RIBERA DEL EBRO

El próximo verano abrirá junto a Helios un restaurante para casi 1.000 personas

Con una inversión de casi siete millones de euros, el edificio tendrá también un pequeño comedor de alta cocina y albergará un centro de alto rendimiento para remo y piragüismo.

Vista de las obras desde el puente de la Almozara.
El próximo verano abrirá junto a Helios un restaurante para casi 1.000 personas
J.M. MARCO

La ribera del Ebro contará en unos meses con un emblemático edificio que, además, completará la oferta hostelera de la ciudad y la dotará con un centro de alto rendimiento para remo y piragüismo. Se trata del bautizado como River Hall Center, una iniciativa de la empresa Espacio Ebro 2008 presupuestada en siete millones de euros y que desde hace tres meses se levanta entre las instalaciones de Helios y el puente de la Almozara.

El edificio llega hasta las cuatro plantas y se levanta sobre una parcela de unos 3.500 metros cuadrados. Tendrá alrededor de 7.000 m2 construidos. El objetivo era haberlo podido inaugurar antes de la Expo, pero unos problemas en la expropiación de una chatarrería y la lenta tramitación de las licencias urbanísticas han dilatado el proceso. Además, ha habido que adecuarlo a la normativa de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), estricta con las construcciones que se levantan junto al río.

Uno de los elementos más espectaculares es, precisamente, los 50 metros de fachada que dan al cauce. Para cumplir con la CHE y aprovechar el espacio, se ha proyectado una estructura que sobresale siete metros y medio sin pilares, para permitir que pase el agua en el caso de avenidas excepcionales. Ese saliente que hace el edificio y que queda suspendido forma parte interiormente de una sala de banquetes que tendrá capacidad para cerca de 1.000 personas. Se trata de un espacio sin pilares, pero que se puede separar provisionalmente para celebrar al mismo tiempo distintos eventos para diferentes números de personas.

Según los empresarios que promueven el proyecto, está dirigido a bodas, comuniones, congresos y todo tipo de eventos familiares o comerciales. Además, el edificio cuenta con un espacio anexo tipo discoteca para bailar. Otro de los elementos llamativos es la terraza superior, de 1.100 metros cuadrados, 400 de ellos cubiertos con una pérgola. Ese espacio se pretende aprovechar con cocina 'en directo', bufetes de sushi y de cocina de nitrógeno líquido? Tendrá una cristalera para proteger del viento, así como césped artificial y vegetación natural.

La oferta gastronómica se completa con un pequeño comedor de alta cocina para entre 30 o 40 clientes. Se ubica en la parte más alta del edificio, en la especie de 'torre' gris que destaca en el centro de la infografía que se puede ver en esta página. Es un espacio cuadrangular con cristalera en tres de los lados, que dan al río, al Pilar y a la zona Expo. Cuenta con una terraza propia que hará de cenador en las noches de verano.

Espacio para remo y piragüismo

Los bajos del edificio se destinarán a hangares para que los deportistas de Helios puedan guardar sus embarcaciones. Sin embargo, para acceder al agua directamente desde el embarcadero que se construyó en esta zona habrá que dragar el río y hacer un canal, porque actualmente en esta zona hay una amplia playa de piedras que hace que los deportistas tengan que cargar con las canoas para llegar hasta el agua.

El centro de alto rendimiento contará con unas balsas interiores de entrenamiento en circuito cerrado, que permitirán a los deportistas entrenar cuando las condiciones climatológicas o del río no sean favorables. Estos espacios los construye la empresa promotora del complejo hostelero, pero los gestionará Helios. Este club deportivo ha llegado a un acuerdo con Espacio Ebro 2008 para permitirles construir el inmueble en un terreno sobre el que el club tiene una concesión por 75 años.

En la empresa calculan que, con esta iniciativa, se crearán unos 30 empleos directos, y que en un fin de semana podrían pasar por el edificio más de 2.000 personas entre el restaurante y el centro deportivo. Las obras, que ejecuta Coebro S. L., se prolongarán en principio hasta mayo del año que viene. Unos meses después, se espera que abran tanto el complejo hostelero como las zonas destinadas a la práctica deportiva.

Etiquetas