Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DENUNCIA CIUDADANA

Protestas en la calle Ricla por el ruido y las reyertas que genera una discoteca

Una veintena de vecinos protesta de manera silenciosa en las puertas de la discoteca por el ruido y las reyertas que generan sus usuarios. Una situación, denuncian, que se repite desde hace meses.

Los vecinos de la calle Ricla en la protesta ante la discoteca de la misma calle
Protestas en la calle Ricla por el ruido y las reyertas que genera una discoteca
P.R.D

A las 23.50 comenzaban los minutos de silencio con los que los una veintena de vecinos de la calle Ricla han protestado este viernes frente a una discoteca de la misma calle. El motivo, según indican los residentes, es el ruido que genera el establecimiento, los altercados y destrozos que los usuarios del local de copas provocan frecuentemente y la sensación de inseguridad.

“Los ruidos y las voces se vienen repitiendo desde hace meses a altas horas de la madrugada y todas las noches, especialmente desde el mes de junio”, indica Marisol Pardos, una vecina de la céntrica calle demostrando su malestar. Los residentes denuncian que los altercados y ruidos son “diaramente” durante toda la noche ya que el susodicho establecimiento tiene licencia de apertura todos los días hasta las 6.00.

La protesta, que se ha desarrollado sin incidentes, ha contado con un amplio dispositivo de los cuerpos de seguridad compuesto por más de una decena de agentes y dos furgones de Policía Nacional y Municipal.

“ No podemos dormir, los ruidos son continuos y hay sensación de inseguridad”, remarca otro vecino. “Este mismo jueves – día 1 de septiembre- varios portales han amanecido con manchas de sangre”, alerta. También recuerdan que hay destrozos en el mobiliario urbano, los propios portales e incluso varios vehículos. “La suciedad y los meados los fines de semana son insoportables”, se resignan.

Los residentes, que se han organizado portal por portal, con la asociación de distrito y a través de internet, reclaman una mayor presencia policial como medida disuaria para que estos incidentes no se repitan. Además remarcan que con el fin de las vacaciones esperan reunirse con la concejala de distrito y el propietario del local para tratar esta problemática situación.

La gota que colmó la paciencia de los vecinos fue la reyerta del pasado domingo 21 de agosto, en la que fueron detenidas hasta siete personas de origen dominicano por su participación en una pelea multitudinaria. Tras una discusión entre 2 jóvenes latinos, la bronca inicial arrastró al resto de sus acompañantes y además de empujones, patadas y puñetazos, la mayoría de los implicados sufrieron cortes superficiales debido al uso de vasos de cristal y botellas durante el enfrentamiento.

La discoteca , con capacidad para cientos de personas, lleva abierta “más 40 años”, aunque los problemas se han acentuado “especialmente desde le mes de junio. El local está enfocado especialmente al público juvenil con sus sesiones 'light' a media tarde y latinoamericano durante las madrugadas.

Etiquetas