Zaragoza
Suscríbete

OCIO NOCTURNO

Casi un tercio de las discotecas de Zaragoza apuestan por los latinos

Los dueños de los locales aseguran que es un público que consume más. Hace unos días se registró una reyerta en uno de estas salas, algo que, a pesar de las quejas de algunos vecinos, no es habitual, como confirman las autoridades.

Ambiente en Los Porches
Ambiente en Los Porches
A. S.

En los últimos cuatro años, casi un tercio de las discotecas zaragozanas se han interesado por el público latinoamericano. Latin Palace, Los Porches, Troppico o Edison Estudio son solo algunos ejemplos de estas salas que los viernes y sábados se llenan sobre todo de colombianos, ecuatorianos, dominicanos y nicaragüenses que residen en la ciudad.

Muchos de estos bares y salas de baile están ubicados en la calle Doctor Cerrada y sus alrededores, y los vecinos de la zona aseguran que la mayoría incumplen las normas. Este viernes, han organizado una manifestación para quejarse por el ruido, por el mal comportamiento de los clientes y para que se investigue la pelea que tuvo lugar en el Latin Palace hace algunos días.

Siete personas fueron detenidas por esa reyerta, que, según testigos, comenzó dentro de la discoteca, cuando dos hombres que había llegado juntos al lugar y que habían consumido drogas, discutieron por una mujer.

Fernando Izcara es el propietario de Latin Palace y niega que los hechos sean tan graves. Explica que “los latinoamericanos son un público como cualquier otro” y que esa pelea fue un hecho puntal. “No es habitual que suceda, también ocurre en otros bares y discotecas de españoles. Tenemos seguridad y a los dos minutos ya habíamos llamado a la Policía”, cuenta.

En la zona es común la presencia de asiáticos que venden alcohol por la noche, pero las autoridades confirman que no hay denuncias por ruido y que no son habituales los incidentes violentos, aunque sí ha habido otras llamadas por reyertas en Latin Palace. No hay constancia de peleas o compartamientos incivicos en el resto de discotecas latinas de Zaragoza.

Una moda

Fernando Izcara es también el presidente de la Asociación y de Discotecas y Salas de Baile y revela que “de las 17 salas que pertenecen a la asociación”, unas “5 son para latinoamericanos”. Varias, como la suya, han nacido en los últimos cuatro años.

Los propietarios de estos lugares coinciden en señalar que han apostado por un ambiente diseñado para los inmigrantes latinos porque es un público que consume más. “Por lo general no hacen botellón y piden más copas dentro del local”, afirma Antonio Somolinos, dueño de Los Porches.

Esa discoteca existe desde hace cuatro años, es la más antigua de la ciudad. Cuando se inauguró, “solo había otra sala más, la 1.800, que ya ha desparecido”, recuerda Somolinos. Desde que decidió remodelar su local, todo su personal es de origen latinoamericano. Desde el DJ, hasta los camareros.

Reguetón, salsa, merengue y bachata suenan el fin de semana en esos locales. La mayoría tienen capacidad para recibir a más de 200 personas y casi siempre están llenas. “Celebramos los cumpleaños, les regalamos peluches y tartas. Son muy agradecidos y el ambiente es tranquilo”, cuenta Somolinos.

Algunas ofrecen bebidas como mojitos y caipirinhas, pero la mayoría de los clientes consumen ron y whisky. Eso sí, casi todos prefieren comprar las botellas completas -que cuestan entre 50 y 80 euros- y no cubatas.

Etiquetas