Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE TERRESTRE

Pastriz sustituirá el servicio de lanzadera a Movera por un autobús a Zaragoza cada hora

El nuevo equipo de gobierno argumenta que el número de usuarios ha descendido un 35% en 2010 y achaca la disminución a la elevada duración del viaje a la capital por los trasbordos en el barrio rural.

Un año y medio después de que se pusiera en marcha el servicio de lanzadera que conecta cada media hora el municipio de Pastriz con el barrio zaragozano de Movera, el equipo de gobierno del Ayuntamiento pastricero estudia sustituir este transporte por un autobús que conecte el municipio y la plaza de Mozart de la capital aragonesa cada hora.

Según explicó el alcalde, José Miguel Ezquerra (PAR), el Ayuntamiento se reunió a mediados de junio con el presidente del Consorcio de Transportes de Zaragoza y representantes de la empresa concesionaria y conoció que se ha producido un descenso del 35% en el número de viajeros a lo largo de 2010, respecto a 2009.

Para Ezquerra esta bajada se debe a que, con las lanzaderas, el tiempo que se tarda en llegar hasta el centro de Zaragoza es mucho mayor, ya que hay que hacer transbordo en Movera, donde había que esperar unos quince minutos para tomar el otro autobús que llegaba hasta la avenida de César Augusto.

En 2010, el número de usuarios rondaba los 75.000 y el último año ha sido de unos 50.000. Esto convierte al municipio en el único de las 29 localidades que forman parte del Consorcio donde los viajeros han decrecido. «Algunos de los trayectos de la lanzadera han llegado a tener de media 0,40 usuarios, es decir, ni siquiera un viajero», añadió Ezquerra.

Para el aragonesista, la solución pasaría por que el autobús fuera directo hasta la plaza de Mozart, desde donde hay buenas conexiones para moverse por el resto de la ciudad. Eso sí, antes haría una parada para recoger usuarios en el barrio rural de Movera.

El alcalde asegura que con la lanzadera el tiempo que se tardaba en llegar hasta el centro de Zaragoza era de casi 50 minutos, mientras que un autobús directo recortaría el trayecto a solo media hora.

En cuanto a los fines de semana, la frecuencia de la lanzadera era de una hora, aunque el último viaje se hacía los sábados a las 21.30 desde Movera. «Los jóvenes no pueden ni ir al cine a Zaragoza con estos horarios», explicó la concejala de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Pastriz, Mercedes Parejo. Los festivos, las salidas eran cada hora entre las 10.00 y las 13.00 y entre las 17.00 y las 20.00.

Un precio más elevado

En cuanto al precio, aunque el pago de la lanzadera y el autobús con la Tarjeta Interbús permitía que el transbordo fuera gratuito, para aquellos usuarios que no disponían de esta tarjeta, el billete sencillo de la lanzadera cuesta 1,10 a lo que hay que sumar el 1,05 de Movera a Zaragoza. La ida y la vuelta para un pasajero sin tarjeta supondría 4,30 euros, mientras que si solo hubiera que tomar un autobús costaría 2,20 euros. Además, para los usuarios de tarjeta, si se excede el tiempo de una hora, hay que pagar los siguientes transbordos.

Con estos cambios, el alcalde de Pastriz considera que podría volver a aumentar el número de viajeros, ya que se agilizaría el servicio hasta Zaragoza.

Etiquetas