Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

INSTALACIONES EN ZARAGOZA

El mal estado de las arcas municipales obliga a aparcar el proyecto del museo del Fuego

El Ayuntamiento suspende un contrato para planificar este equipamiento e indemnizará a la empresa con 122.000 euros.

El mal estado de las arcas municipales obliga  a aparcar el proyecto del museo del Fuego
El mal estado de las arcas municipales obliga a aparcar el proyecto del museo del Fuego
OLIVER DUCH

El proyecto del museo del Fuego va camino de perderse en el olvido. Después de que su apertura pareciera más cercana que nunca el año pasado, el Ayuntamiento vuelve ahora a bloquearla y a aplazarla sin fecha. Hace unas semanas, el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco, decidió suspender el trabajo encargado a una empresa para que, por casi un millón de euros, proyectara y preparara una primera fase del museo. Este espacio expositivo, planeado desde hace varios lustros en el antiguo convento de los Mínimos de la Victoria -en la calle de Ramón y Cajal-, queda por lo tanto paralizado una vez más.

El Ayuntamiento adjudicó a finales de 2009 a la empresa Playmedia Motion Graphics la redacción del proyecto de la primera fase del museo del Fuego. Sin embargo, el trabajo, valorado en 900.000 euros, no se comenzó a ejecutar hasta muchos meses después. La compañía debía cerrar una propuesta general para todo el museo, así como un proyecto más específico para la primera fase. La adjudicataria empezó a elaborar los documentos, pero la paralización del proyecto por parte del Ayuntamiento les obligó a detener los trabajos.

Jerónimo Blasco impulsó, vía decreto, la resolución del contrato "a instancia del Ayuntamiento". En el mismo documento reconoce el derecho de Playmedia Motion Graphics a percibir 122.842,48 euros de indemnización. Según apuntan fuentes municipales, esta cantidad corresponde a 54.000 euros de pago por el trabajo ya realizado -que se ha entregado al Ayuntamiento- y el resto en concepto de indemnización.

El Consistorio no esconde cuál es el motivo de este nuevo aplazamiento, que vuelve a poner en jaque el proyecto: el estado de las arcas municipales. "Se ha hecho de común acuerdo con la empresa y para ahorrar", apuntaron las citadas fuentes municipales. El Ayuntamiento calcula que, además del pago de los 900.000 euros a la empresa, luego tendría que abonar al menos otros dos millones para poder tener un museo en condiciones. Ante esta perspectiva, y teniendo en cuenta el precario estado de la economía municipal y los recortes que se están aplicando en materias como limpieza o iluminación, el Consistorio decidió paralizar nuevamente el proyecto.

El museo del Fuego vuelve a quedar ahora en el limbo. Nadie se atreve a dar una posible fecha para desbloquear el proyecto ni una solución posible. Y eso que Blasco, el año pasado, aseguró que abriría sus puertas como tarde a principios de 2011. De hecho, el Ayuntamiento destinó más de 700.000 euros a completar la gran reforma del antiguo convento y, así, preparar el edificio para su apertura al público. E, incluso, se llegar a trasladar varios camiones de bomberos antiguos que iban a formar parte de la exposición, y que aún están en el patio central del edificio.

La presencia de la Universidad

La multimillonaria inversión que se ha hecho en los últimos años en el edificio no ha sido suficiente para abrir el museo del Fuego, para el que fue pensada la reforma del convento de los Mínimos de la Victoria. Sin embargo, algunas estancias al menos se han aprovechado durante los últimos meses para habilitar salas de estudio de la Universidad de Zaragoza, merced a un convenio firmado con el Ayuntamiento.

Desde el Consistorio apuntan que con esta iniciativa por lo menos se ha logrado el objetivo de revitalizar la zona, llevando gente joven y realizando actividades en el interior. De hecho, señalan que este convenio con la Universidad de Zaragoza podría ampliarse para adecuar más estancias, aunque no quisieron profundizar en la posibilidad de llevar aulas a este edificio.

Además, en los últimos días también se ha usado este inmueble del Casco Histórico para la celebración del 'Out of Mind', un festival de arte experimental y de acción que, durante todo un fin de semana, llevó a varios artistas que hicieron 'performances', conciertos, talleres, bailes y conferencias.

Salas de estudio para mantener las puertas abiertas. Gracias a un convenio firmado con la Universidad de Zaragoza, hace varios meses se inauguraron varias salas de estudio que dan algo de vida al edificio.

Etiquetas