Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EQUIPAMIENTO URBANO

La mitad de las zonas verdes que tiene la capital aragonesa son césped

Zaragoza tiene más de 800 hectáreas de zonas verdes, de las que 435 están sembradas de césped.

La mayor parte de las zonas verdes de Zaragoza tienen riego por aspersión o goteo.
Los vecinos de la Fuenfresca denuncian falta de iluminación y papeleras rotas en el parque
J. ESCUDERO

Desde el 2003, Zaragoza ha duplicado ampliamente su superficie de zonas verdes en la ciudad pasando de las 343 hectáreas en diciembre de ese año hasta las 823 contabilizadas a finales de 2010. Estas zonas ajardinadas se reparten en 435 hectáreas sembradas de césped -más de la mitad del total-, 143 de arboleda, 237 ocupan los espacios destinados al tránsito y 41 hectáreas están dedicadas a zonas de juego, estancia o esparcimiento.

Desde el Ayuntamiento señalan que para que un espacio pueda ser considerado «zona verde» debe cumplir unos requisitos como tener instalación de riego, farolas, alumbrado público y equipamiento o mobiliario urbano. Así, el Consistorio recuerda que los Pinares de Venecia o la ribera del río Gállego no se consideran «zona verde» aunque sean dos de los pulmones de la ciudad.

Con todo ello, estas mismas fuentes indican que las 435  hectáreas de césped son regadas al 100% por métodos de aspersión al amanecer o atardecer mientras que de las 143 hectáreas de arboleda, solo se abastece al 30% con un sistema de goteo. «Los árboles pueden obtener sustento de las aguas del subsuelo de la ciudad gracias a la profundidad de sus raíces», recuerdan desde el departamento de Parques y Jardines del Consistorio de Zaragoza.  Por otro lado, los expertos estiman para un metro cuadrado de césped son necesarios entre 5 y 10 litros de agua por día aunque son unas cantidades muy variables en función de la calidad del suelo, el tipo de césped y la climatología de la zona.

Por lo tanto, se riegan en la capital aragonesa un total de 479 hectáreas de zona verde de las el 60% se realiza con un sistema automatizado que optimiza la cantidad necesaria y estimada de agua, el 30% se efectúa con un modelo semiautomático de irrigación que se «irá automatizando próximamente» y el 10% restante se ejecuta de forma manual, señalan desde el Ayuntamiento.

El método manual no quiere decir que se realice «riego por inundación» o «a manguera», destaca el departamento de Parques y Jardines sino que requiere un encendido y apagado manual de las bombas de agua por parte del personal de mantenimiento.

Agua de riego, no de consumo

El Ayuntamiento recuerda que Zaragoza «ha recibido varios premios internacionales como ciudad ahorradora de agua» y que entre sus los objetivos está «aprovechar al máximo los recursos hídricos». La cantidad de agua potable utilizada para regar es «mínima», señalan desde el Consistorio.

«La mayor parte del sistema de riego de Zaragoza se abastece con agua bruta del Canal Imperial que no necesita ser potabilizada para regar», informan desde el departamento de Parques y Jardines. Además, este departamento apunta que la ciudad tiene diferentes procesos de almacenamiento de las precipitaciones para surtir la red de zonas verdes y que distintos distritos de la ciudad poseen sistemas de irrigación  independientes. «Valdespartera tiene su propio circuito de riego y en Parque del Tío Jorge se abastece de las aguas del subsuelo», apuntan desde el Consistorio.

Etiquetas