Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA CAPITAL

El Ayuntamiento agota el dinero reservado a limpiar las calles para 2011

Solo quedan disponibles 465.000 euros de los 27,6 millones previstos en la partida, después de que Gimeno la usara para pagar a FCC facturas de años anteriores por valor de 13 millones.

Un barrendero, trabajando este viernes en las inmediaciones del Parque Grande José Antonio Labordeta
El Ayuntamiento agota el dinero reservado a limpiar las calles para 2011
ASIER ALCORTA

El presupuesto municipal de este año está bajo mínimos. Una de las partidas más importantes, la de la limpieza pública de las calles, se quedó en julio prácticamente a cero, con cinco meses aún por delante. El Ayuntamiento de Zaragoza había previsto para este curso destinar 27,6 millones a adecentar las calles de la ciudad, y en julio ya solo quedan disponibles 465.000 euros. Por lo tanto, el equipo de gobierno deberá hacer una modificación presupuestaria para afrontar lo que queda de año -ya lo hizo el año pasado para pagar a Tuzsa- o dejar que la deuda siga engordando.

Los dos últimos meses el Consistorio ha vaciado esta partida al reconocer obligaciones de pago por algo más de tres millones de euros en mayo y junio. Sin embargo, la clave de que el dinero destinado a la limpieza pública ya se haya dilapidado hay que buscarla un poco antes. A comienzos de mayo, el responsable de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, firmó varios decretos para pagar a FCC los trabajos de limpieza de octubre, noviembre y diciembre de 2010 (13,07 millones de euros) con cargo a las partidas de limpieza y recogida del presente ejercicio. Eso supuso dejar el dinero reservado para recogida de basuras en menos de la mitad (se gastaron 7,1 de los 16,3 millones previstos) y el de limpieza viaria bajo mínimos (20,8 de 27,6), cuando aún quedaba por pagar a FCC tres cuartas partes del año.

Entonces, Gimeno ya dejó caer que en septiembre quizá fuera necesaria una modificación de crédito para insuflar más fondos a una partida que se quedó casi vacía. Este viernes, fuentes del equipo de Gobierno municipal dijeron que «se estudiará la necesidad» de llevarla a cabo «en el momento que corresponda».

La práctica de pagar facturas atrasadas con el presente presupuesto está siendo generalizada este año, y Gimeno ya ha gastado al menos 52 millones de las cuentas de 2011 para hacer frente a obligaciones de ejercicios anteriores. Además de los 13 a FCC, ha abonado con cargo a 2011 pagos atrasados a Tuzsa (22,7 millones), a Endesa (13 millones) y a las empresas de limpieza de colegios y mantenimiento de instalaciones deportivas (2,2 millones).

La última práctica de este tipo llegó en julio, cuando propuso que se cargaran casi tres millones en facturas de 2008, 2009 y 2010 a distintas partidas del actual presupuesto. Todas ellas fueron para pagos a FCC, aunque por servicios distintos al arreglo de las calles. Por los servicios de limpieza y reparaciones en la red de alcantarillado se pagaron 625.000 euros de 2008 y 727.451 de 2009. Con estos pagos, la partida de 2011 (en la que solo se habían gastado 51.000 euros) se quedará a menos de la mitad, ya que tiene presupuestados 2,7 millones.

En la conservación y mantenimiento de fuentes se prevé emplear en 2011 1,4 millones, aunque actualmente solo se ha recurrido a 365.000 euros, y ha sido para abonar una factura de 2010. Algo parecido pasa con la conservación de zonas verdes. Si tiene para este año una consignación de 5,1 millones de euros, a estas alturas del año solo se han gastado 1,2 millones, aunque solo han sido empleados para pagar obligaciones del año pasado.

Duras críticas desde el PP

Desde el grupo municipal del PP criticaron este viernes la política económica que está llevando a cabo el equipo de gobierno municipal. La concejal popular María Jesús Martínez del Campo dijo que usar partidas de este año para pagar facturas atrasadas es «agravar los problemas», y que se está «hipotecando el presupuesto del año que viene». «Con la disminución de los ingresos, la liquidación de 2009 con el Estado y la deuda con la DPZ, el presupuesto del año que viene se va a ver reducido a la mínima expresión», señaló Martínez del Campo. La concejal popular criticó «la incapacidad del equipo de gobierno», que hizo unos presupuestos «irreales» para este año y que solo pretende «esconder cuál es la situación real del Ayuntamiento».

Por su parte, fuentes del Consistorio señalaron que los pagos con las grandes contratas «se irán negociando» y que la prioridad es «pagar a asociaciones y colectivos y a los pequeños acreedores y prestadores de servicio». No descartaron hacer una modificación de crédito para engordar las partidas dilapidadas.

Etiquetas