Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

La carretera de Madrid se quedará con un solo carril por sentido hasta octubre

Desde el próximo martes y hasta el 7 de octubre se tendrá que restringir el tráfico entre las calles de Orión y de La Violeta. Se va a remodelar por completo el aspecto de esta vía y se van a renovar las aceras.

Imagen actual de las aceras a la altura de la calle de La Violeta
La carretera de Madrid se quedará con un solo carril por sentido hasta octubre
GUILLERMO MESTRE

Las obras volverán a la carretera de Madrid el próximo martes. Si el año pasado fue la zona más cercana a la rotonda de Los Enlaces la afectada por los trabajos, desde el martes de la semana que viene le tocará el turno al tramo entre las calles de La Violeta y de Orión. Entre estas dos vías, tanto el tráfico de entrada a la ciudad como el de salida estará restringido a un solo carril durante al menos un mes y medio.

Desde el martes y hasta el 7 de octubre, aproximadamente, las máquinas ocuparán por completo la calzada del sentido de entrada a la ciudad, por lo que se habilitará un carril para acceder a Zaragoza en contradirección al otro de lado de la calzada. De esta forma, quedará un único carril de circulación por sentido. Las calles de La Violeta y de Vesubio, a las que se puede acceder desde la carretera de Madrid, quedarán en fondo de saco, y solo se podrá acceder a ellas desde la avenida de Valdefierro.

Estas afecciones durarán un mes y medio, aunque las obras continuarán más adelante con nuevos desvíos, que se comunicarán cuando termine esta primera fase. El plazo total de los trabajos, que supondrán la renovación de las aceras de este tramo, está calculado en seis meses. Las obras fueron adjudicadas la semana pasada a la empresa Mariano López Navarro, la misma que ejecuta las de la segunda fase del corredor Oliver-Valdefierro en esta misma zona. Tienen un coste estimado cercano al millón de euros (943.925 euros, IVA incluido).

Una calle degradada

Las obras supondrán una mejora importante para esta vía que se ubica entre los barrios de Valdefierro y Oliver y que actualmente está muy degradada, con una acera muy complicada de transitar para los peatones.

Además, supondrá una continuación de las obras que se ejecutaron en el tramo anterior, entre la rotonda de Los Enlaces y la propia calle de La Violeta. Los trabajos terminaron recientemente y han dado como resultado un agradable paseo ciudadano. Con estas obras, que afectaron a 900 metros de la carretera de Madrid, se logró salvar el importante talud que había en la zona, y se creó una gran rotonda de 3.000 metros cuadrados que servirá de nudo de comunicaciones entre Oliver, Valdefierro, Las Delicias y el corredor verde que aún se construye en el entorno.

Estos trabajos costaron 3,2 millones de euros, que se financiaron con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) de 2009 y se prolongaron durante más de un año. De hecho, parte de la mejora se ha sufragado con la obra del corredor Oliver-Valdefierro, que aún se ejecuta en la zona, y que aportó la urbanización definitiva y jardinería de esta parte de la carretera de Madrid.

Etiquetas