Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTAS DE SAN ROQUE

El Ayuntamiento de Calatayud revisa las atracciones feriales y pide extremar seguridad

El Departamento de Urbanismo de Calatayud ya ha revisado las condiciones de 9 de las 16 instalaciones que habían solicitado este reconocimiento y que se ubican en la explanada de La Pera y en San Nicolás.

3 jóvenes han muerto tras desprenderse una silla de la atracción
Declaran los propietarios de la atracción accidentada en Villacañas
ISMAEL HERRERO

El Ayuntamiento de Calatayud ha comenzado a revisar las atracciones de las fiestas de San Roque y ha exigido a los feriantes que extremen las medidas de seguridad y de vigilancia ante el último suceso ocurrido en Villacañas (Toledo), donde murieron tres personas en una atracción de feria.

Así, el Departamento de Urbanismo de Calatayud ya ha revisado las condiciones de 9 de las 16 instalaciones que habían solicitado este reconocimiento y que se ubican en la explanada de La Pera y en San Nicolás.

El ámbito de actuación del Ayuntamiento se centra «en la superficie que ocupan las atracciones y en comprobar que no incumplen las normas de seguridad con elementos cortantes, con vallas y en supervisar los metros que ocupan», ha explicado la concejala delegada de Urbanismo, Mercedes Sarrate.

Asimismo, también se ha realizado una inspección de las instalaciones eléctricas por parte de una empresa especializada.

Ante los últimos acontecimientos ocurridos en Toledo se va a esmerar el cumplimiento de las ordenanzas en materia de instalación ferial, ha agregado el Consistorio en un comunicado.

«El Ayuntamiento no tiene competencia en el montaje de la instalación ferial», ha dicho Sarrate, pero sí que van a instar a los feriantes a que extremen al máximo las medidas de seguridad y de vigilancia. «Tienen que estar en perfectas condiciones en aras de la seguridad de los usuarios».

Derribado el muro de la calle San Torcuato

Por otro lado, los servicios de la Brigada Municipal del Ayuntamiento han derribado parte del muro del solar de la calle San Torcuato, un bloque de cemento de unos 15 metros de largo por 2 de alto que suponía según un informe de los servicios técnicos municipales un riesgo de desprendimiento debido a su inclinación.

Este muro, que encierra un terreno urbano residencial, llevaba un tiempo inclinado debido al empuje de los árboles que habían ido creciendo en su interior.

«Antes de que ocurriese una desgracia, el Ayuntamiento ha procedido a evitar ese peligro que suponía la inclinación del muro y ha actuado con rapidez a través de un Decreto de Alcaldía», ha explicado Sarrate. El coste de la demolición correrá a cargo de los propietarios del solar.

Etiquetas