Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DISMINUYEN LOS ACCIDENTES

Las multas de la Policía Local repuntan un 11%, pero las grúas tienen cada año menos trabajo

Los radares tramitaron 21.530 denuncias durante 2010, lo que representa solo el 9% de las sanciones de tráfico.

Un agente de la Policía Local, denunciando.
Las multas de la Policía Local repuntan un 11%, pero las grúas tienen cada año menos trabajo
HERALDO

Los ciudadanos de Zaragoza acostumbran a quejarse de la facilidad con la que la Policía Local tira de libreta, y si hacemos caso de las estadísticas de 2010 -que se acaban de hacer públicas- las tendencias parecen avalar su denuncia. Durante el año pasado, los agentes tramitaron 236.373 multas de tráfico, una cifra de por sí importante, pero todavía más significativa si se compara con la de 2009. No en vano, en solo doce meses las sanciones han repuntado un 11%.

Tradicionalmente, el Consistorio traducía a euros los ingresos que representaban para las arcas públicas las denuncias de tráfico impuestas por la Policía Local. Sin embargo, por una decisión política dejó de hacerlo en el año 2004, y esas cifras ya no han vuelto a incluirse en las memorias anuales. En cualquier caso, basta con comparar los números de aquel ejercicio con los de 2010 para hacer un cálculo aproximado. Y si en 2004 se ingresaron casi siete millones de euros con 162.000 denuncias, ahora que se han tramitado algo más del doble sería lógico pensar que los ingresos superan ya los 14 millones de euros.

El volumen total de expedientes sancionadores de la última década asciende a 1.785.400, con una evolución más o menos regular. Los años más atípicos fueron 2005, cuando la huelga de celo de la plantilla de la Policía Local hizo caer las denuncias hasta un 25% (de 162.863 a 116.425); y 2006, cuando no solo se recuperaron las cifras habituales, sino que se alcanzó el techo de los últimos diez años. En aquel ejercicio, se tramitaron 250.818 multas, un récord al que ahora hemos vuelto a aproximarnos.

Pese a su mala fama, no son los radares -fijos o móviles- los que más rascan el bolsillo de los conductores zaragozanos. Según la última estadística de la Policía Local, a lo largo del año 2010 los velocímetros cazaron a 21.530 infractores, lo que representa tan solo el 9% de las sanciones de tráfico. Además, gracias a estos aparatos se ha conseguido reducir notablemente la velocidad media de viales especialmente conflictivos, lo que se ha traducido en un progresivo descenso de los accidentes con heridos.

La última adquisición de la Policía Local ha sido un radar ligero para zonas 30, que se está utilizando, sobre todo, en las salidas de los colegios y en lugares de elevado tránsito peatonal. Por parte de los responsables de Tráfico, la valoración de este aparato es muy positiva.

Paradójicamente, el aumento de las denuncias de tráfico en 2010 ha coincidido con un nuevo descenso de los servicios de la grúa municipal. Y se trata del segundo ejercicio consecutivo con la misma tendencia. De los 19.638 vehículos que fueron retirados de la vía pública en 2008 se ha pasado a los 13.701 de 2010, lo que supone una caída del 31%. Si nos centramos exclusivamente en los servicios de grúa que son consecuencia de una infracción -y no de un accidente, un abandono o cualquier otro motivo-, la tendencia es muy parecida. Hace dos años, se retiraron 9.316 vehículos y el pasado, 6.350 (-32%).

Disminuyen los accidentes

Donde sí se aprecia una notable mejoría es en el número de accidentes de tráfico con víctimas que se registran en el casco urbano de la capital aragonesa. En el año 2000, se produjeron 5.596, pero en 2010 esa cifra disminuyó hasta los 3.759. Algo similar ha ocurrido con los balances de fallecidos y heridos, graves o leves. Aunque en algún ejercicio concreto se han producido repuntes, la tendencia es también bastante positiva.

De las 1.834 víctimas que se contabilizaron en 1991 hemos evolucionado hasta las 1.198 del pasado año. En este mismo periodo, hemos pasado de 29 a 14 muertos, y eso que esta última cifra es alta y no se alcanzaba desde el año 2005. Los lesionados graves también han disminuido, desde los 392 de 1991 a los 148 de 2010.

Etiquetas