Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MOVILIDAD URBANA

El 'bus verbena' desconcierta las noches de Zaragoza

Algunos autobuses urbanos varían su recorrido y sus paradas durante las últimas horas de la noche, mientras los usuarios desconocen los cambios y esperan resignados.

Parada de la línea 35 junto a la Plaza España
El 'bus verbena' desconcierta las noches de Zaragoza
E. L.

Los autobuses urbanos de Zaragoza varían sus recorridos a última hora de la noche con el denominado 'bus verbena'. Un servicio que a partir de las 23.00 solo realiza parte del trayecto habitual, generalmente la mitad, algo que también ocurre a primera hora de la mañana. Una práctica habitual aunque poco publicitada que se agrava con las modificaciones de línea a causa de las obras del tranvía. El desconcierto de los usuarios se acrecienta cuando las paradas cambian de ubicación como ocurre con la línea 35 en sentido Parque Goya, una variación que no está indicada en ningún sitio.

El presidente del comité de empresa de Tuzsa, Javier Anadón, asegura que se trata de un servicio de última hora, «siempre se ha hecho y si no se sabe es por falta de información». Una práctica que ya se hacía, pero que se ha incrementado por las obras en el centro de la ciudad. Por ejemplo, el 40 que sale de San José a las 23.12 solo realiza su ruta hasta la plaza de San Miguel, en lugar de finalizar en Vía Hispanidad. En la plaza de San Miguel los usuarios deben bajarse y esperar a otro que sí complete el recorrido. Lo mismo ocurría con el 30 antes de que acabara en la plaza de Basilio Paraíso por las obras.

El 35 es otro de los que se convierte en 'bus verbena'. A partir de las 22.55, algunos de sus autobuses realizan la mitad del recorrido y terminan servicio en el Coso, en la parada del número 54, número 66 o 124 según la hora. De modo que si usted quiere ir a Vía Hispanidad, tendrá que bajar en el Coso y esperar un vehículo que haga la línea completa, lo mismo ocurre para ir hacia Parque Goya. Pero estos solo paran en el Coso 66, si a usted le han dejado en alguna de las otras 2 paradas tendrá que estar atento o el 35 pasará ante sus narices sin detenerse.

Esta semana pasada algunos usuarios mostraba su sorpresa e indignación cuando veían pasar de largo los autobuses, ya que el problema es que el cambio no está avisado en ningún panel informativo que incluso continúa marcando el tiempo de espera para el siguiente vehículo. Muchos de ellos optaban por hacer el recorrido a pie al no saber que debían de ir tan solo unos pasos más hacia delante.

«Ayer me tuve que ir andando porque no paraba ningún autobús en esta parada (frente al Banco de España) y no tenía ni idea de que tuviese que ir a cogerlo a otro sitio», señalaba una usuaria.

Entre las 0.20 y las 0.30 llegaba un 35 procedente de Parque Goya que deja a sus viajeros en El Coso, justo antes de llegar al Hotel Reino de Aragón. Unos minutos más tarde arrancaba hacia la misma dirección con algunas dudas entre los viajeros. Una pareja preguntaba una vez iniciada la marcha el destino y al conocer que no era Vía Hispanidad, como marcaba la parada, pedían al conductor que les dejara bajar.

Por citar otros casos: el 38, a partir de las 23.59 solo llegan hasta la plaza de San Miguel; de los últimos cuatro autobuses del 23, solo uno sale de la Paz (origen de la línea), el resto lo hacen de César Augusto; y en línea 33, a partir de las 23.12, algunos vehículos terminan en paseo de Pamplona en lugar de llegar hasta Delicias.

Tuzsa ofrece estas variaciones del recorrido y de los horarios de todas las líneas de autobuses, incluidas las incidencias provocadas por la segunda fase de las obras del tranvía, en su web, no así en las paradas.

Etiquetas