Despliega el menú
Zaragoza

URBANISMO

La aparición de los restos de un puente obliga a cambiar el proyecto del tranvía en Paraíso

La constructora respetará los sillares instalando micropilotes que sostendrán la losa sobre el Huerva. Arqueólogos de la DGA emitirán un informe para valorar los restos aparecidos en Independencia.

Arqueólogos en la zanja donde aparecieron restos óseos.
La aparición de los restos de un puente obliga a cambiar el proyecto del tranvía en Paraíso
GUILLERMO MESTRE

A la espera de lo que determine la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Zaragoza, Los Tranvías de Zaragoza, empresa encargada de la obra, asume que tendrá que cambiar sus planes para la plaza de Paraíso. Como ya sucediera en la primera fase de los trabajos en Gran Vía, el paso de la plataforma tranviaria coincide en este punto con el cubrimiento del Huerva, que transcurre por debajo de la plaza hacia el paseo de la Constitución.

En principio, y aunque había dudas sobre si el cubrimiento tendría que sustituirse o no, la idea de la constructora era instalar grandes pilares para sostener una losa sobre la que se instalaría la plataforma del tranvía. Sin embargo, estos planes cambiarán debido a la aparición de unos sillares, al parecer pertenecientes a unos pretiles de un puente sobre el Huerva del siglo XIX y que, previsiblemente, habrá que respetar.

Según señaló ayer el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco, se optará por instalar «micropilotes», de un tamaño mucho menor del inicialmente previsto, para respetar los restos aparecidos. «Ni se retrasa ni se encarece la obra», se apresuró a señalar Blasco. Por contra, fuentes de Los Tranvías de Zaragoza se negaron a dar detalles del nuevo proceso constructivo. Se limitaron a señalar que, pese a que no se contaba con este contratiempo, no se prolongarán los plazos marcados para la obra.

Al parecer, los sillares pertenecen a un puente que atravesaba el Huerva durante varias décadas del siglo XIX. En un plano de Casañal, elaborado para el Ayuntamiento de Zaragoza en 1880, se registra la presencia de este puente, cuyo tablero no se ha conservado. Bajo los pretiles aparecidos, se aprecia la estructura abovedada que sostiene el cubrimiento, y que también se tendrá que respetar durante la ejecución de las obras.

Nuevo informe de la DGA

Mientras tanto, a escasos 200 metros de la plaza de Paraíso, ayer siguieron los trabajos arqueológicos en la zanja abierta en el paseo de la Independencia en la que el jueves aparecieron varios restos óseos y de cerámica. Arqueólogos de la DGA están supervisando los trabajos de cerca desde entonces, y de manera paralela están elaborando un informe que debe determinar el valor de estos hallazgos, algo que será importante para tomar una decisión sobre las excavaciones y, como consecuencia, sobre el futuro de la segunda fase de la línea 1.

Ayer, los arqueólogos de la empresa subcontratada por Los Tranvías de Zaragoza -encargada de la obra- siguieron extrayendo restos de la zanja abierta, que se encuentra a la altura de la calle de Cinco de Marzo. Por la mañana ya habían reunido varias bolsas de plástico con diversos materiales, algo que se podía verse pese a las mallas de tela que la constructora del tranvía colocó a primera hora para impedir que se pudiera seguir el desarrollo de los trabajos. Un telar negro de varios metros colocado en una valla y otro junto a la zanja trataron de evitar la visión del 'tajo'.

Pese a ello, pudo observarse a través de algún resquicio que en algunos momentos del día los arqueólogos trabajaron limpiando huesos de un tamaño considerable 'clavados' en la tierra. Hasta entonces, la mayor parte de los materiales eran más pequeños.

De momento, la DGA no se quiere aventurar a determinar ni el valor de los restos ni la época a la que pertenecen. En el informe que se está elaborando se fijará una posición que se trasladará a la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Zaragoza.

La reunión de esta comisión podría ser el miércoles o el jueves. Antes, el martes, habrá una ponencia de técnicos para elaborar el texto que se tratará en la comisión. Y el lunes también está prevista una reunión, en este caso entre técnicos del Gobierno de Aragón, del Ayuntamiento de Zaragoza y de Los Tranvías de Zaragoza para poner en común las novedades que existan y para comentar el futuro de los trabajos en la zanja de Independencia.

Etiquetas