Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANVÍA

Se paralizan las obras del tranvía en los puntos con restos arqueológicos

Técnicos del la DGA y del Ayuntamiento visitaron las zonas más sensibles y en breve realizarán sendos informesLa Comisión Provincial de Patrimonio podría reunirse de urgencia esta misma semana.

Los arqueólogos visitaron las obras desde la plaza de Paraíso hasta las Murallas Romanas, en la foto.
Se paralizan las obras del tranvía en los puntos con restos arqueológicos
O. DUCH

La falta de permisos necesarios por parte de Patrimonio de la DGA ha acabado por paralizar los trabajos en varios puntos concretos de las obras del tranvía. Las máquinas ayer no actuaron en las zonas más sensibles, las que tienen ruinas con valor histórico, y las actuaciones en estos lugares (Independencia y Murallas Romanas, principalmente) se limitaron a labores de limpieza. En el resto del recorrido de la segunda fase, siguieron su curso sin ningún problema.

El Ayuntamiento de Zaragoza admitió ayer que las obras «se han frenado hasta que la Comisión de Patrimonio se pronuncie», según apuntó el director general de Cultura del Consistorio, Antonio Mostalac. Fuentes de Los Tranvías de Zaragoza, por su parte, reconocieron que «se han ralentizado en los puntos sensibles», después de que la semana pasada la consejera de Cultura del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, alertara de que no se había presentado ningún expediente sobre las obras ante la Comisión Provincial de Patrimonio, como se exige en estos casos.

En el paseo de la Independencia, bajo cuyo asfalto se oculta el antiguo barrio musulmán de Sinhaya, ayer solo actuó una piqueta, levantando el cemento de una acera. En el resto de esta céntrica vía no se realizó ningún otro trabajo. Las actuaciones también fueron muy limitados en la zona de las Murallas Romanas.

Arqueólogos en las obras

Las obras recibieron la visita de varios arqueólogos del Ayuntamiento y de la DGA, que inspeccionaron los trabajos que se han realizado hasta ahora. El primer recorrido lo realizaron los técnicos del Gobierno autonómico, que controlaron el desarrollo de las obras entre la plaza de Paraíso y el puente de Santiago, donde ya se abren decenas de 'tajos', principalmente de instalación de canalizaciones. Los arqueólogos municipales hicieron exactamente el mismo recorrido pocas horas después. Ni desde el Ayuntamiento ni desde la DGA quisieron avanzar el contenido de las inspecciones, a la espera de los informes que elaborarán sus respectivos técnicos. En ambos casos, estos funcionarios estuvieron acompañados de trabajadores de Los Tranvías de Zaragoza.

Desde esta empresa, que es la responsable de la obra del tranvía, insistieron ayer en que en todo momento se ha realizado una «evaluación y seguimiento arqueológico de la obra», y destacaron que los restos del barrio musulmán de Sinhaya se recubrieron en su día de una capa geotextil más allá de la cual «no se puede profundizar más». De momento, según señalan estas mismas fuentes, «no se ha visto nada», en referencia a los posibles restos que, según confirman los arqueólogos e historiadores, podrían aparecer en diversos puntos.

Los informes que tanto el Ayuntamiento como la DGA están elaborando cada uno por su lado se concluirán en breve. Cuando el Gobierno de Aragón tenga el suyo, de inmediato intentará convocar una reunión extraordinaria de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Zaragoza, que no tenía previsto juntarse hasta septiembre y que es el organismo que debe analizar los riesgos que suponen las obras para las ruinas y que debe dar las órdenes pertinentes. Según apuntó Dolores Serrat, consejera de Cultura, la reunión podría ser «esta misma semana», a pesar de que alguno de sus miembros está de vacaciones y su presencia es necesaria, ya que las decisiones deben tomarse por unanimidad.

Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas