Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Aeropuerto de Zaragoza

La DGA pide lealtad al Consistorio para asegurar los vuelos de Ryanair

El Ayuntamiento de Zaragoza mantiene su disposición de colaborar con el Gobierno de Aragón en la sociedad del aeropuerto y da por supuesto la mutua lealtad entre ambas instituciones a la hora de defender los intereses generales de los aragoneses.

El portavoz del Gobierno de Aragón y consejero de Presidencia y Justicia, Roberto Bermúdez de Castro, ha exigido «lealtad institucional» al Ayuntamiento de Zaragoza al advertir de que el Ejecutivo «no tiene capacidad para asumir» en soledad «todo el desembolso» que supone garantizar la permanencia de los vuelos de bajo coste que ofrece la compañía Ryanair en el Aeropuerto de la capital aragonesa.

En rueda de prensa tras la celebración del primer Consejo de Gobierno del nuevo Ejecutivo autónomo, Bermúdez de Castro ha expresado la «sorpresa» del Ejecutivo después de que el consistorio haya decidido «romper unilateralmente sus compromisos» con la sociedad del aeropuerto.

Así se ha referido a la decisión del Ayuntamiento de Zaragoza de eliminar de manera progresiva el programa de apoyo publicitario a las conexiones aéreas del aeropuerto, medida incluida en un plan de ahorro y reducción del gasto municipal decretado por el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch.

En este sentido, el portavoz del Ejecutivo autónomo ha recordado al consistorio que el Gobierno aragonés es también socio de la sociedad de promoción del aeropuerto y ha exigido «lealtad institucional» al consistorio, al alegar que «somos las dos administraciones más importantes» y expresar su deseo de mantener «una relación fluida».

Asimismo, ha remarcado que «nos gustaría que desde los primeros días» la relación con el consistorio «no se convirtiese en un pim-pam-pum» y, al respecto, ha garantizado que el Ejecutivo intentará mantener «el diálogo y el carácter positivo» con el consistorio.

No obstante, ha reprochado al ayuntamiento que intente «cambiar las reglas del juego» ahora y dejar de cumplir sus compromisos con el aeropuerto, cuando «deben 1,2 millones de este año y la partida del año pasado de 2,2 millones», mientras que el Ejecutivo tiene que pagar «medio millón y ya está en caja para pagar».

Así, el Gobierno desea que la compañía de vuelos de bajo coste permanezca en la terminal zaragozana «pero no tenemos capacidad para asumir todo el desembolso que supone mantenerla en el aeropuerto. En solitario no podemos», ha recalcado Bermúdez de Castro.

El portavoz ha explicado que la situación del aeropuerto se debatirá en los próximos días en una reunión con representantes de la compañía aérea y las dos administraciones para intentar llegar a acuerdos, si bien ha insistido en que «los compromisos se cumplen hasta el final».

Etiquetas