Zaragoza

AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Belloch presenta un plan de ahorro de 20 millones de euros

Entre las medidas de austeridad se encuentra la reducción de gastos de protección, comunicación, representación y protocolo o el recorte en un 50 por ciento del parque móvil municipal, excepto en vehículos de bomberos y Policía Local, pasando de 282 a 137 vehículos.

Pleno del Ayuntmiento de Zaragoza
El Ayuntamiento rechaza las ayudas para los comerciantes afectados por el tranvía
ASIER ALCORTA

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha firmado este jueves un decreto con nuevas medidas de ajuste para reducir el gasto en 20 millones de euros, entre ellas suprimir el 50% los vehículos municipales, excepto los de los bomberos y la policía local, y las sociedades y patronatos que dupliquen funciones.

Se trata, ha dicho en una rueda de prensa, del paquete de medidas de ahorro más importante adoptado por el Ayuntamiento desde octubre de 2008, una decisión «complicada, dura», pero «imprescindible», que se ha pactado con los grupos de CHA e IU.

Más adelante, ha advertido, se tendrán que afrontar otras medidas «de mayor calado incluso» con el objetivo de equipar ingresos y gastos en el año 2012 para que las cuentas estén «claras» y hasta «saneadas» y el Ayuntamiento pueda centrar su atención en la calidad de los servicios públicos o la aplicación de iniciativas para tratar de paliar los problemas de desempleo.

Belloch ha hecho hincapié en que el decreto firmado hoy contiene medidas «estrictas de austeridad», con aspectos «simbólicos» que deben adoptarse dados los problemas que sufren los ciudadanos, otras organizativas en el Ayuntamiento, con reformas de «verdadero calado», y algunas coyunturales, que pasan por la reducción o supresión de determinados eventos.

El vicealcalde, Fernando Gimeno, ha precisado que se prevé ahorrar 350.000 euros en gastos de comunicación y campañas informativas y unos 200.000 euros con la reducción de 282 a 137 los vehículos municipales, y disminuir un 20 % los gastos de representación y protocolo y un 75% el servicio de protección a la corporación, con un ahorro estimado de 675.000 euros.

En cuanto a la reorganización del Ayuntamiento, el plan incluye la reducción «significativa» de jefaturas, la evaluación e incremento de su dedicación y de los resultados de su gestión (que se decidirá a partir de septiembre) y la amortización definitiva de plazas vacantes, además de la congelación de las plantillas, con un ahorro estimado de cuatro millones.

También se prevé la reducción y reagrupación de sociedades y patronatos para evitar duplicidades y optimizar los recursos económicos y personales, y entre ellas Gimeno ha puesto como ejemplo el Auditorio, el patronato de artes escénicas y la sociedad cultural.

El Ayuntamiento prevé ahorrar un millón de euros con un plan de eficiencia energética en los edificios municipales; 1,2 en el servicio de telecomunicaciones (voz y datos); 4 con la disminución del número de kilómetros de los autobuses urbanos menos demandados, previa negociación con las entidades ciudadanas; al menos 2 con deducciones del IVA al transformar a precios públicos determinadas tasas, y 1,5 al reducir su aportación a la sociedad del Auditorio.

Asimismo, implantará de forma progresiva una plataforma de subasta electrónica abierta para ahorrar en los aprovisionamientos y suministros (con una reducción de costes estimada en un 20%).

Gimeno ha detallado que el plan recoge la reducción en las partidas de gastos singulares, entre ellas la eliminación progresiva del apoyo publicitario a las conexiones aéreas del aeropuerto de Zaragoza porque ya se ha alcanzado el objetivo promocional, y eso supondrá un ahorro de 2,2 millones.

El Ayuntamiento también retirará su patrocinio a la celebración de certámenes culturales y acontecimientos deportivos, que en algunos casos serán bienales y en otros se suprimirán las ayudas, como a la Baja Aragón o al Campeonato del Mundo de Balonmano, con un ahorro previsto de 1,75 millones.

Belloch ha subrayado que este plan de ahorro es una de las decisiones más importantes adoptadas por el Ayuntamiento junto con la aprobación ayer por el pleno de la solicitud al Instituto Crédito Oficial (ICO) de 54 millones de euros para pagar la deuda a los proveedores y destinar otros cinco millones para pagar a las entidades sociales.

El alcalde ha insistido en que este plan de ahorro «no será el único», aunque no ha querido avanzar las próximas medidas que adoptará el Ayuntamiento, no por «ocultismo», sino porque se tendrán que pactar y anunciarlas sería «contraproducente».

Ha recalcado que el objetivo es que a finales de 2012 se hayan conseguido absorber las consecuencias de la crisis económica para que el Ayuntamiento pueda dedicarse a asuntos «más atractivos».

Belloch ha destacado además como otra fuente de ahorro la Ley de Capitalidad, que aunque financiara simplemente el 50% de las competencias impropias que ejerce el Ayuntamiento ya supondrían unos 50 millones de euros, y sobre este asunto ya ha pedido una reunión con la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, para avanzar entre las dos administraciones.

Etiquetas