Despliega el menú
Zaragoza

OBRAS

Comienzan a demoler naves en la avenida de Cataluña para construir 352 viviendas

Varios edificios que deben derruirse, como el de Remar, están aún ocupadosLa reordenación de la zona incluye también comercios.

Una máquina acometía ayer los derribos de las naves.
Comienzan a demoler naves en la avenida de Cataluña para construir 352 viviendas
ARÁNZAZU NAVARRO

Hacía días que se venían vallando y desescombrando solares y esta semana, por fin, una grúa ha comenzado a derribar unas pocas naves abandonadas de la avenida de Cataluña. El área en el que se comenzó a actuar tiene una extensión de 31.100 metros cuadrados y hay proyectadas 352 viviendas, aunque todo indica que los trabajos avanzarán lentamente dado que algunos de los edificios que han de ser demolidos están ocupados. Es el caso de la nave en la que Remar tenía sus instalaciones, a la altura de los portales 221 y el 223, en donde se instalaron hace meses varias familias de etnia gitana. Hasta que no reciban la orden de desalojo prevén permanecer en estas infraviviendas, si bien fuentes de Urbanismo confirmaron ayer que habían comenzado los trabajos en el entorno de estas instalaciones. «El proyecto consiste en la sustitución de una zona industrial por otra residencial que tendrá equipamientos comerciales», aseguraron. Además, el plan urbanístico incluye la mejora de los pavimentos y la creación de nuevos viales. Según las previsiones del área de Infraestructuras, «el 10% de los 31.100 metros cuadrados los cederá la junta de compensación para crear zonas verdes, mientras que el 25% del terreno se dedicará a los viarios y un 10% restante será dotacional».

El Ayuntamiento afirma que «la demolición abre la puerta a la urbanización del entorno, si bien se quiere solapar estas obras con la creación de viviendas de protección oficial». De hecho, de las 352 viviendas previstas, 288 serían libres y 64 (el 18,8%) serían VPO. El estudio de arquitectos Olano y Mendo S. L. presentó hace meses su proyecto de edificación, que trataría de dar una solucion arquitectonica que favoreciera y diera servicios comunes a una zona degradada.

Los arquitectos analizaron los inconvenientes de la parcela (el cruce con el río Gállego y, sobre todo, las vías férreas que discurren en la línea oeste) y propusieron una solución que pasaría por crear un edificio en forma de U.

María Luisa Gómez, presidenta de la Asociación de Vecinos Río Ebro de la Avenida Cataluña, afirmó ayer que la junta municipal no había comunicado nada respecto a las demoliciones pero que los vecinos habían comprobado cómo se quitaban basuras de los solares y llegaba maquinaria hasta la zona.

Hace apenas un mes el Ayuntamiento aprobó ayer un protocolo para la cesión por parte de Fomento de 4.473 metros de la avenida de Cataluña: 2.600 en el tramo entre Alcalde Caballero hasta la glorieta de la Z-40, y 2.413 del tramo que va de la citada glorieta hasta el acceso a la fábrica Nurel.

Etiquetas