Zaragoza

Tercer Milenio

SEGUNDA FASE DEL TRANVÍA EN ZARAGOZA

Los peatones podrán cruzar de Independencia a Gran Vía por el centro de la plaza de Paraíso

El PSOE lanza la segunda fase del tranvía a un día de la campaña y oculta el plan de obras en el Casco hasta después de las eleccionesLos trabajos en el centro empezarán, como pronto, durante el verano.

Primeras quejas ante el Justicia por la propuesta del PSOE de penalizar a los no empadronados
ARáNZAZU NAVARRO

El PSOE cerró ayer la legislatura a efectos prácticos con un nuevo impulso a uno de sus proyectos estrella, la primera línea del tranvía. El Gobierno de la ciudad aprobó el proyecto definitivo de la segunda fase a poco más de doce horas para que comenzara la campaña electoral. Sin embargo, no dirá nada sobre los plazos que se manejan para que empiecen las obras en el Casco hasta después de las elecciones. A la espera de que lleguen las máquinas, los planos ya permiten ver una de las grandes novedades: los peatones podrán pasar de Gran Vía a Independencia por el centro de la plaza de Paraíso.

La consejera municipal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, solo especificó que la intención del Ayuntamiento es que las obras comiencen «este verano» en el centro de la ciudad. «Aún no puedo decidir por dónde empezarán», reconoció Dueso. El plan de obras y el de tráfico -que incluirá desvíos importantes para los vehículos privados y para el transporte público- estarán listos «dentro de cuatro o cinco semanas», es decir, poco después de las elecciones autonómicas y municipales.

De momento, en los planos, una de las grandes novedades es el citado cambio de la plaza de Paraíso. La actual rotonda circular será sustituida por un espacio rectangular en el que, según apuntó ayer la responsable de Servicios Públicos, «se mantendrán todas las maniobras que se pueden hacer ahora». Sin embargo, se reducirán a dos el número de carriles dentro de la rotonda procedentes del paseo de Pamplona, una de las calles con más tráfico de la ciudad. La fuente decorativa se desmontará y aún no se ha decidido si se ubicará en el costado derecho de la rotonda o si desaparecerá de la plaza de Paraíso.

Cierre al tráfico en el Coso

Los peatones que vayan por el bulevar central de Gran Vía podrán cruzar por un paso de peatones hasta la plaza cuadrangular, entre los dos carriles por los que circulará el tranvía. Para llegar a la plaza de Aragón deberán cruzar un nuevo paso de peatones, para entrar a la zona de las banderas, donde habrá una marquesina del tranvía. Superada esta parada, las vías se estrecharán en el paseo de Independencia y el tranvía irá por el centro del paseo, por lo que los peatones deberán cruzar a las aceras para continuar su camino. En la calzada, los tres carriles por sentido que hay ahora quedarán uno en cada dirección.

Lo que todavía no está claro es si habrá carril bici en esta céntrica vía, a pesar de que en las recreaciones que hizo públicas el Ayuntamiento hace unas semanas sí estaba dibujado. En la plaza de España se llega al tramo más polémico del trazado, ya que el tráfico para los vehículos quedará interrumpido hacia el Coso Alto, y se tendrá que desviar, obligatoriamente, por el Coso Bajo. Así, Coso y la avenida de Cesaraugusto serán espacios fundamentalmente peatonales, exclusivos para los tranvías, para los vehículos de residentes y los de carga y descarga.

Se mantiene, no obstante, el paso de la calle de Manifestación a la de Predicadores, y el acceso a la calle de Salduba desde Manifestación. Tampoco se eliminará la calzada situada en la zona trasera de las Murallas Romanas y tras el Mercado Central. El Ayuntamiento asegura que el acceso de los vehículos del mercado quedará completamente garantizado.

El puente de Santiago, por su parte, quedará con dos carriles de circulación en el sentido paseo de Echegaray y Caballero y uno en sentido salida de la ciudad, además de un carril para bicicletas. Desde aquí hasta Parque Goya sí habrá carriles bici específicos, además de plataforma tranviaria de hierba natural en la mayor parte de los tramos, como sucede en la primera fase en zonas como Vía Ibérica, Isabel la Católica y Valdespartera.

En las calles de María Zambrano y de Gertrudis Gómez de Avellaneda, en el Actur, el tranvía circulará por el actual carril bus, y quedarán dos carriles para los coches por cada sentido. En Parque Goya los convoyes atravesarán la glorieta que da acceso al Parque de los Tapices de Goya mediante un nuevo (y gran) puente de 30 metros.

En total, la segunda fase del tranvía tiene 6.950 metros, con inicio en la avenida de la Academia General Militar y final en Gran Vía. Habrá 14 paradas, y los convoyes circularán sin catenaria desde la avenida de Ranillas, justo antes de cruzar el puente de Santiago, hasta Gran Vía, gracias al sistema ACR, que permite 'cargar' el tranvía con la energía de las frenadas.

Récord del asistencia

Mientras tanto, el servicio del tranvía que ya está en funcionamiento entre Valdespartera y Gran Vía batió el miércoles su récord de asistencia, con más de 33.400 viajeros, según afirmó ayer Carmen Dueso, responsable de Servicios Públicos. En total, desde que se puso en marcha el servicio comercial del nuevo medio de transporte, el pasado 19 de abril, ya se han contado más de 400.000 viajeros.

Etiquetas