Zaragoza
Suscríbete por 1€

SERVICIOS PÚBLICOS EN ZARAGOZA

Abonos del bus solo para los empadronados

Fernando Gimeno anuncia que las personas sin tarjeta ciudadana solo podrán viajar con el billete sencillo. Afirma que la medida, que se concretará a finales de año, se aplicará en enero de 2012.

Imagen de una usuaria del autobús urbano utilizando su abono de transporte.
Abonos del bus solo para los empadronados
HERALDO

El Ayuntamiento de Zaragoza quiere que solo las personas que estén empadronadas en la ciudad puedan acceder a los abonos del transporte urbano y dejar a las que no lo estén con el único recurso del billete sencillo. El vicealcalde, Fernando Gimeno, explicó que esta sería la fórmula «más sencilla» para que los usuarios que no estén empadronados tengan que asumir un recargo en el precio del servicio y consideró que la medida se podrá aplicar en enero de 2012.

La decisión se enmarca dentro de la política del actual equipo de gobierno de incentivar el empadronamiento. Ya en las ordenanzas fiscales de este año, aprobadas el pasado mes de octubre, se previó este recargo del 50% para los no empadronados en ciertas tasas: piscinas e instalaciones deportivas, Universidad Popular o escuelas municipales. Asimismo, los empadronados tienen prioridad para acceder al servicio de bicicletas de alquiler.

Pero quedaba pendiente la aplicación de este recargo en el bus urbano. En declaraciones a Radio Zaragoza, Gimeno explicó que lo quiere incorporar en los nuevos precios públicos del transporte urbano, que se aprobarán en octubre o noviembre y se aplicarán en enero de 2012. Argumentó que el objetivo es favorecer el empadronamiento, ya que así se mejora la capacidad de recibir más ingresos por parte del Estado gracias al aumento de población.

Preguntado por este diario, el vicealcalde insistió en que «la fórmula más normal» es que solo puedan acceder a los abonos de transporte las personas empadronadas. «El que no esté censado tendrá que comprar el billete sencillo. El Ayuntamiento subvencionará a los que están censados y no lo hará con los que no lo estén. Zaragoza no puede subvencionar a todo el mundo», dijo el responsable municipal. No obstante, aclaró que este es un punto de partida y que se podrían articular otras fórmulas para aplicar el recargo.

Hoy el recargo sería del 67%

Si se aplicarán los precios actuales, el recargo para los no empadronados sería importante: el billete sencillo tiene un coste de 1,05 euros, mientras que el viaje con tarjeta ciudadana o bus vale 0,627 euros. Hay una diferencia del 67%. No obstante, los abonos de 30, 90 y 365 días no se pueden incorporar actualmente a la tarjeta ciudadana. Preguntado por este asunto, Gimeno aclaró que para acceder a estos precios especiales también se exigiría estar empadronado en Zaragoza capital. Habría que implementar la tarjeta ciudadana o directamente incluir el empadronamiento como requisito para obtener estos abonos.

Para conseguir este objetivo, Fernando Gimeno consideró imprescindible la tarjeta ciudadana, que se puso en marcha a finales del año pasado y de la que ya se han distribuido unas 45.000 unidades. El vicealcalde estimó que a final de año podría haber unas 100.000 tarjetas ciudadanas, una cifra que permitiría aplicar estos recargos, que además del transporte público se podrían extender a otros servicios públicos, como la zona azul, bibliotecas o centros de mayores.

Etiquetas