Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OPERACIÓN MOLINOS

Los testigos protegidos ratifican ante el juez su declaración a la policía

Los dos han declarado por videoconferencia y con la voz distorsionada. Fuentes judiciales han confirmado que la representante legal de la alcaldesa ha intentado con sus preguntas encontrar cierta «confrontación» de estas dos personas con la edil.

Los dos testigos protegidos que denunciaron la presunta trama de corrupción urbanística de La Muela han declarado ante el juez de La Almunia de Doña Godina que instruye el caso, ante el que han ratificado todo lo que afirmaron ante la policía al comienzo de la investigación.

Molinos 1 y Molinos 2, sobrenombre que se ha dado a estos testigos protegidos, han declarado por videoconferencia y con la voz distorsionada ante el juez Alfredo Lajusticia que investiga el caso, cuyo sumario ya acumula más de doscientos tomos tras casi dos años desde que este caso saliera a la luz, con la detención de la alcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, y otras 17 personas.

Fuentes judiciales han confirmado que la representante legal de la alcaldesa ha intentado con sus preguntas encontrar cierta «confrontación» de estas dos personas con la edil, pero el juzgado no ha admitido ninguna de estas cuestiones. Además, el juez, la fiscal y los letrados presentes en la declaración se han encontrado con unas deficiencias técnicas «notables», que han dificultado considerablemente la comprensión de las declaraciones, sobre todo del primer testigo, un varón.

El segundo testigo en declarar, una mujer según las mismas fuentes, ha ratificado igualmente la declaración efectuada ante la policía, en un interrogatorio genérico en el que se han excluido prácticamente todas las preguntas planteadas por la abogada de Pinilla.

En la jornada también han declarado como testigos Javier Mur Pintre, presidente del Club Deportivo La Muela, equipo que milita en la Segunda División B, Jesús Aldea y José Javier Blasco Hernández, mientras que a finales de marzo deberán comparecer en los juzgados de La Almunia, igualmente como testigos, los trabajadores de la sucursal de Cajalón en La Muela.

Estas declaraciones han coincidido con la celebración de un pleno en el ayuntamiento de La Muela, que ha acordado prorrogar un año más (2011) los presupuestos de 2009, cuya liquidación ha tenido un resultado negativo de más de dos millones de euros, además de un remanente de Tesorería de más de 8 millones.

La concejal popular Marisol Aured, quien ha sido recibida en el pleno con aplausos de numerosos vecinos de La Muela, ha dicho que la situación del Consistorio puede mejorar, pero para ello es necesario «trabajar mucho» y, sobre todo, «un cambio en el equipo de Gobierno» para recuperar la credibilidad de las instituciones y de las entidades bancarias.

Según Aured, candidata popular a la alcaldía de La Muela en las elecciones del 22 de mayo, los vecinos están «cansados» de esta situación en la que se encuentra el municipio y «piden un cambio».

Preguntada por la posibilidad de que María Victoria Pinilla -imputada de once delitos- vuelva a presentarse a las elecciones, ha reconocido que la ve capaz, pero en su opinión «sería humillar a su pueblo», que ya sufre «un desprestigio y un déficit presupuestario y económico que hay que solventar».

El caso de corrupción urbanística de La Muela se destapó el 18 de marzo de 2009 con la detención de la alcaldesa Pinilla, del Partido Aragonés (PAR), del que fue dada de baja posteriormente, y otras diecisiete personas, entre ellas su ex marido y uno de sus hijos, además de concejales y empresarios.

De todos los imputados, que finalmente han ascendido a cerca de 40, entre ellos los tres hijos y una hermana de la alcaldesa, sólo tres llegaron a ser encarcelados.

La propia alcaldesa, que abandonó la prisión de Zuera (Zaragoza) después de cuatro meses y tras pagar una fianza de 800.000 euros; el concejal Rodrigo Vela (tres meses en prisión), quien depositó otra fianza de 150.000; y el empresario madrileño José Carlos Fernández, quien salió tras dos meses de prisión, bajo finanza de 250.000 euros.

Pinilla está imputada de once delitos, entre ellos cohecho, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos, tráfico de influencias, prevaricación, fraude en las subvenciones, malversación de caudales públicos, fraudes y exacciones (exigir impuestos, deudas, prestaciones...) ilegales y blanqueo de capitales.

Etiquetas