Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

VALDEJALÓN

El (sobre) precio de vivir en la zona sur de La Muela

Los vecinos de la urbanización Urcamusa han creado una asociación para denunciar las deficencias en el servicio de autobús y de correos. Se quejan también de tener el agua más cara que el resto de habitantes del municipio.

Cuatro miembros de la Asociación La Muela Sur se suben al autobús.
El (sobre) precio de vivir en la zona sur de La Muela
JESúS MACIPE

No quieren ser ciudadanos de segunda y, por eso, los vecinos de la urbanización Alto de La Muela han decidido agruparse para luchar por mantener los servicios que tienen, conseguir algunas mejoras y evitar las discriminaciones que sufren respecto al resto de habitantes del municipio. El autobús, el agua, los viales y el servicio de correo postal están entre sus principales reivindicaciones.

Según explica Jaime Lagunas, presidente de la Asociación La Muela Sur, la que antes era conocida como urbanización Urcamusa pasó en 2004 a convertirse en una zona más del pueblo. En el barrio hay 750 parcelas, por lo que el número de vecinos podría superar los 2.000. Sin embargo, estos no tienen los mismos servicios que el resto del municipio.

La deuda del Ayuntamiento con la concesionaria de transportes redujo a la mitad las conexiones del expreso de La Muela con Zaragoza. Y esto repercutió aún más en la zona sur. Diez de los viajes diarios que se hacían a la capital pasaban por la urbanización. Ahora solo paran cuatro. Los fines de semana aún es peor, porque de los siete servicios que paraban en esta zona, ya no lo hace ninguno. «Sabemos que se han reducido los viajes, pero de ahí a que nos supriman el servicio los sábados y domingos...», comenta Marta Lobera, secretaria de la asociación. Los vecinos pagan un euro más por trayecto que los del casco urbano.

El agua y los desperfectos en los viales figuran también entre los problemas de esta zona. Los vecinos de la todavía conocida como urbanización Urcamusa pagan, de media, unos 50 euros más anuales que el resto de residentes del casco urbano. Según indicó Jaime Lagunas, la diferencia viene del contrato que se firmó cuando se construyó la urbanización, hace unos 40 años. Para Lagunas, habría que revisar ese contrato para evitar la discriminación que sufren.

En cuanto a los viales, las calles de la urbanización, que fueron cedidas al Ayuntamiento en 2004, están llenas de baches que no se arreglan. «Las raíces de los árboles hacen que se levante el asfalto, pero habría que mantener las calles en condiciones», añade el presidente de la asociación. Además, se han eliminado los puntos limpios de reciclado que había en la zona.

Por último, la comunidad de vecinos ha recibido varias notificaciones de Correos en las que se informa de la suspensión del servicio de reparto casa a casa, así como de la obligación de instalar unos bloques de buzones colectivos para facilitar el reparto. La agrupación se puso en contacto tanto con el Justicia de Aragón como con el Defensor del Pueblo, que ya ha admitido a trámite la queja. «Si ahora somos parte del pueblo, también en esto deberíamos tener los mismos derechos», apunta Lagunas.

Hasta ahora, la asociación, que cuenta ya con un centenar de socios, ha mantenido algunos contactos con el Ayuntamiento para hacerle conocedor de sus reivindicaciones. Asimismo, han mandado cartas a todos los vecinos para intentar conseguir más asociados.

Cuando se ponga en marcha la organización, esperan también poder impulsar actividades para jóvenes, de ocio, educación y diversión. Los interesados pueden ponerse en contacto con la Asociación Vecinos de La Muela Sur a través del correo electrónico vecinoslamuelasur@galeon.com.

Etiquetas