Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

Un sistema controlará que los aviones no se salten el pasillo contra el ruido

El Ayuntamiento estudia la instalación de seis equipos de medición sonora que detecten aquellas aeronaves que se desvían de la ruta marcada, y que generan molestias a los vecinos de Valdespartera y Rosales del Canal.

Pasillo previsto por el Ayuntamiento
Un sistema controlará que los aviones no se salten el pasillo contra el ruido
HERALDO

Algunas compañías aéreas comerciales que operan en el aeropuerto de Zaragoza están haciendo caso omiso de las directrices que les marca el Ayuntamiento a la hora de aterrizar en la capital aragonesa. Según han constatado los propios vecinos de Valdespartera y de Rosales del Canal, a diario se incumple el pasillo aéreo dibujado para minimizar las molestias que, en forma de ruido, generan los aviones a su paso por la ciudad.

Según establece el Plan General de Ordenación Urbana, el Consistorio reservó una franja de suelo donde se evitara el desarrollo de nuevas zonas sensibles al ruido. La intención es que las afecciones por los decibelios de los motores de las aeronaves fueran las mínimas posibles, tal y como muestra el mapa que ilustra esta información.

El umbral de ruido deseable por las noches es de 55 decibelios, mientras que un avión al aterrizar supera los 100, aunque este impacto llegue a los vecinos durante un pocos segundos.

Parece, sin embargo, que no se respeta. Y esto es así, presumiblemente, porque las compañías aéreas tratan de ahorrar el máximo combustible, por lo que toman el camino más recto.

Por ello, el Ayuntamiento de Zaragoza estudia la instalación de hasta seis puntos de medición sonora en la zona. Se trataría de un ‘sistema monitorado de ruido’ que «garantizara que las mencionadas operaciones aeronáuticas no conlleven impacto fuera de la zona reservada», según se explica en el proyecto, incluido en el reciente ‘Plan de Acción contra el Ruido de Zaragoza 2010-2015’.

Etiquetas