Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La oposición rechaza el plan de la orla este por no resolver «los problemas de los barrios»

PP, CHA e IU hacen valer su mayoría contra el proyecto de Belloch. El PSOE dice que el 'no' de los grupos es un «desprecio a los vecinos» y el PAR que era algo «necesario para mejorar la zona».

Cumpliendo escrupulosamente el guión previsto, los tres grupos de la oposición (PP, CHA e IU) hicieron bloque ayer para frustrar uno de los proyectos estrella del equipo de Gobierno PSOE-PAR en el final de esta legislatura: la modificación 71 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), es decir, el proyecto de Belloch para la orla este.

Los votos en contra de la oposición en la comisión de Urbanismo echaron para atrás la recalificación de suelo para levantar 2.710 nuevas viviendas entre el Tercer Cinturón y las vías del ferrocarril, por no resolver «los problemas de San José y Las Fuentes», según dijeron; mientras, el PSOE y el PAR defendieron lo contrario y acusaron a PP, CHA e IU de «despreciar a los vecinos» y de rechazar «un plan que es necesario».

Tras una sesión de debate tensa -y eso que fue a puerta cerrada y sin medios de comunicación en la sala-, el consejero municipal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, defendió que en la redacción del proyecto se ha tenido en cuenta a «los vecinos, las juntas de distrito, las asociaciones, el colegio de arquitectos y las escuelas de arquitectura». Por ello, criticó que «la oposición ha tenido que hacer un ejercicio de funambulismo para rechazarlo». «Esto supone un desprecio a los vecinos de Las Fuentes y San José, porque mejoraría la vida de los barrios», defendió Pérez Anadón.

Se defendió de las acusaciones de acudir a las recalificaciones diciendo que «el gobierno municipal que menos ha recalificado es el actual», y que las plusvalías en cualquier caso «se reinvierten en los barrios». «Hay dos maneras de actuar en estos barrios: así o con el presupuesto municipal», añadió. Dijo que, con el plan fuera de juego, lo llevarán «por los rincones de esos barrios» como parte del programa electoral del PSOE.

El PAR, su socio de gobierno, también quiso mostrar su apoyo al plan para dos barrios «con carencias y necesidades importantes», como señaló su portavoz, Manuel Blasco. «El rechazo de la oposición es muy poco explicable, dicen que hay que revitalizar los barrios, pero no cuentan cómo obtener los recursos», dijo Blasco, quien opinó que «los vecinos no se merecen esto». El portavoz del PAR subrayó que «es sospechoso que CHA e IU se pongan de acuerdo con el PP» y deseó que «dentro de unos meses se rectifique» y el proyecto pueda salir adelante después de las elecciones.

La oposición cumplió con el sentido del voto que había anunciado y 'tumbó' el plan. PP, CHA e IU coincidieron con el equipo de Gobierno en el fondo -la necesidad de actuar en los barrios-, pero no en las formas.

La portavoz popular, Dolores Serrat, calificó el proyecto de «pelotazo» y de «la mayor recalificación de viviendas planteada desde la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana». «Belloch ha abandonado a estos barrios durante ocho años y ahora le han entrado las prisas», dijo Serrat. La portavoz de los populares defendió que «las 3.600 nuevas viviendas que prevé poco o nada tienen que ver con el interior de los barrios». «Esto no es lo que necesitan San José y Las Fuentes, ¿en qué va a mejorar el rascacielos la calidad de vida de los barrios?», se preguntó Serrat, quien mantuvo que «el plan se usa como instrumento para sacar adelante Expo Paisajes 2014».

Tanto CHA como IU compartieron este mismo argumento. El portavoz nacionalista, Juan Martín defendió que «lo que piden los vecinos es una actuación en el interior de los barrios, una rehabilitación, y eso no puede servir como excusa para una recalificación». «Compartimos el diagnóstico, pero no las soluciones», dijo Martín, quien además vio «difícil que el mercado pueda posibilitar operaciones de este tipo». Concluyó diciendo que las actuaciones en el interior de los barrios tienen que llegar «como hasta ahora, de fondos presupuestarios».

José Manuel Alonso (IU) rechazó este plan como respuesta a la resolución que él mismo presentó en el debate del estado de la ciudad de 2009: «Hay actuaciones necesarias en los barrios a la que no se responde». Alonso recordó que las jornadas que se organizaron en San José y Las Fuentes «hablaban de rehabilitación y revitalización, y a esas cuestiones no se pueden responder con una modificación del PGOU».

Etiquetas