Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La DGA no ha detectado la eliminación ilegal de frigoríficos que investiga el Seprona

El Departamento de Medio Ambiente no aclará qué piensa hacer y alega que el caso está en la Fiscalía.

El Departamento de Medio Ambiente de la DGA aseguró ayer que no tiene constancia de que en Aragón se estén produciendo las prácticas ilegales en la eliminación de frigoríficos que investigan la Guardia Civil y la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo. Fuentes de la consejería que dirige Alfredo Boné explicaron que las inspecciones que realiza el Ejecutivo autonómico no han detectado ese tipo de actuaciones ilícitas e insistieron en que Medio Ambiente ni siquiera tiene conocimiento de las pesquisas realizadas por el Seprona.

«No sabemos nada al respecto, solo lo que han contado los medios de comunicación -indicaron las mismas fuentes-. A partir de mañana (por hoy) veremos qué es lo que tenemos y qué decisiones se adoptan».

Medio Ambiente no aclaró si piensa tomar alguna medida y se justificó recordando que el caso está siendo investigado por la Fiscalía, lo que obliga a aparcar cualquier actuación por la vía administrativa. «Cuando hay un asunto penal lo único que podemos hacer es colaborar con la investigación -señalaron desde el Departamento-. Veremos en qué queda la cosa y luego actuaremos en consecuencia».

La Guardia Civil anunció el sábado que está investigando a 60 personas en Madrid y Zaragoza por gestionar ilegalmente los residuos de más de medio millón de frigoríficos que eran destruidos sin cumplir la normativa vigente liberando gases contaminantes a la atmósfera. Según las pesquisas policiales, en cuatro años esta actividad ilícita les habría supuesto a los sospechosos unos beneficios de más de 10 millones de euros, ya que mientras tanto cobraban una tasa por eliminar esos electrodomésticos de manera supuestamente ecológica.

60 investigados, uno en Zaragoza

Entre los 60 investigados se encuentra el zaragozano Valero López Villalba, responsable del Grupo López Soriano y de una empresa de tratamiento de frigoríficos usados ubicada en el Parque Tecnológico del Reciclado. Esa instalación se dedica a reciclar este tipo de electrodomésticos separando en el proceso los residuos peligrosos -gases y aceites que deben ser entregados a un gestor autorizado- y los materiales inertes -que se reaprovechan o se llevan a un vertedero-.

Este periódico publicó ayer, por error, que el nombre de la planta de tratamiento de frigoríficos es Reciclajes Aragoneses de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Raaee S. L.), cuando en realidad su denominación correcta es Valorfrío S. L.

Raaee S. L. es otra empresa que pertenece en un 50% al Grupo López Soriano y que, aunque también se dedica al reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos, no trata frigoríficos.

Además de presuntos delitos contra el medio ambiente por la emisión de gases contaminantes, a los investigados también se les atribuyen un delito de estafa por cobrar la tasas correspondientes a la eliminación ecológica de los frigoríficos sin llegar a efectuarla y otro de apropiación indebida -los transportistas vendían los electrodomésticos retirados a instalaciones no autorizadas en lugar de depositarlos en las plantas legalmente autorizadas-. No obstante, López Villalba asegura estar «muy tranquilo» y convencido de haber hecho las cosas «bien».

Etiquetas