Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

RESTAURACIÓN

Borja recupera los primeros gigantes de su comparsa, construidos en 1889

Fabricados en cartón piedra, representan a un mago, que lleva el escudo del pueblo, y a un hada.

Los dos gigantes restaurados: el Nigromante y el Hada.
Borja recupera los primeros gigantes de su comparsa, construidos en 1889
HERALDO

Los primeros gigantes que tuvo la comparsa de Borja, que datan de 1889, han sido recuperados tras una cuidadosa restauración llevada a cabo en el taller madrileño especializado de Higinio Iglesias. En los próximos días se presentarán a la ciudadanía.

Tras ser localizados en el almacén municipal del antiguo convento de Capuchinos, «entre trastos y materiales de obra», como señaló el alcalde, Eduardo Arilla, el Ayuntamiento borjano decidió restaurarlos y para ello se fijó un presupuesto que se elevaba a 7.882 euros, de los que la Diputación Provincial de Zaragoza ha aportado 4.900.

La construcción de una comparsa de gigantes y cabezudos fue uno de los primeros objetivos de la comisión organizadora del primer centenario de la patrona, la Virgen de la Peana, en el año 1889. Entre las propuestas que se presentaron fue elegida la del joven pintor y poeta local Baltasar González, de quien este 2011 se cumple el 150 aniversario de su nacimiento, que junto con el dorador borjano Manuel Urchaga llevó a cabo la empresa y fueron presentados el 11 de mayo de ese mismo año.

Se trata de una pareja de gigantes en cartón piedra que representan a un nigromante (brujo) o mago y a un hada. El mago, con barba natural, llevaba en su mano izquierda el escudo de la localidad.

La comisión encargada entonces de los actos, ante la falta de recursos económicos, pidió ayuda al Ayuntamiento y al Sindicato de Riegos, de manera que la corporación abonó 346 pesetas por los gigantes y el sindicato, 200 pesetas por dos cabezudos.

Con el transcurso del tiempo cayeron en el olvido y fueron reemplazados por otros dos gigantes, un rey y una reina que en 1955 fueron retocados en un taller de Zaragoza. Posteriormente fueron sustituidos por los actuales, que hace unos años también pasaron por un proceso de restauración.

Con la recuperación del Nigromante y el Hada, Borja contará con cuatro gigantes que, posiblemente, alternarán sus salidas en los principales actos festivos del municipio.

Etiquetas