Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SE HAN LOCALIZADO VARIOS NIDOS

Las cotorras toman el centro de Zaragoza y mil embriones serán esterilizados

Hay unos 1.250 ejemplares reproductores que ya han anidado en paseos como el de Constitución y Fernando el Católico.

Las cotorras toman el centro de Zaragoza y mil embriones serán esterilizados
Las cotorras toman el centro de Zaragoza y mil embriones serán esterilizados

Las cotorras argentinas han dado un paso más en su colonización de las calles de Zaragoza y cada vez apuntan más alto: ya hay nidos en paseo de La Constitución, Fernando el Católico y la confluencia del Coso con el paseo de Echegaray y Caballero. El avance de estas aves es imparable y pese a que periódicamente son sometidas a exterminios selectivos, siempre vuelven a reproducirse.

Una de las estrategias que está a punto de ponerse en marcha es la esterilización masiva de embriones, una opción que ya se llevó a cabo el año pasado. En concreto, la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza (antigua Guardería de Montes) y el INAGA (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental) van a comenzar a actuar sobre mil huevos aproximadamente.

El plan consiste en matar al embrión introduciendo una aguja muy fina en el interior, pero dejando la cría dentro, de forma que las cotorras adultas no consigan reproducirse y acaben abandonando los nidos. El plan se llevará a cabo en primavera, entre los meses de abril y junio, pero los responsables de los servicios implicados ya se están reuniendo para definir las actuaciones.

El Ayuntamiento maneja un censo que estima que en la ciudad hay más de 1.250 ejemplares con capacidad para reproducirse y unos 250 nidos que pueden encontrarse ya en casi todos los distritos urbanos. Hasta hace poco, la invasión era sobradamente reconocida en los parques del Tío Jorge y Castillo Palomar, en las riberas, en el Canal Imperial y también en el parque José Antonio Labordeta, aunque aquí el avance se ha ralentizado.

Ahora, no obstante, nuevas parejas han saltado desde la ribera y han comenzado a asentarse en la confluencia del Coso con Echegaray y Caballero, en el acceso al puente de Hierro por la margen derecha, donde se acumulan varios nidos de gran tamaño. Y no es el único nuevo destino.

«Hemos detectado que hay nidos también en Fernando el Católico y el paseo de la Constitución", explica Luis Tirado, delegado en Aragón de SEO/Birdlife. "Muchas parejas se asientan en estos corredores verdes de la ciudad, en chopos, álamos o acacias, donde sí que puede ser preocupante el peso de los nidos, que pueden hacer ceder las ramas», asegura Tirado.

Retirada de nidos

De hecho, el Ayuntamiento no solo se ocupa de la esterilización de los embriones, sino que se encarga de quitar algunos nidos. Actúa solo sobre los más pesados (pueden llegar a superar los 100 kilos) y siempre que exista un riesgo claro de que pueden caerse y causar daños personales o si están sobre ramas muy endebles. Además, hay que tener en cuenta que no todos están ocupados por cotorras. En ocasiones, otras 'inquilinas', como las grajillas, deciden fijar en ellos su residencia.

No obstante, a juicio de Luis Tirado, de SEO, las iniciativas para controlar a esta especie mediante esterilización, halcones u otras no son fructíferas. «Si se multiplican es porque comen y pueden reproducirse, no hay más. Puedes diezmarlas relativamente, pero si tienen de qué alimentarse, se quedarán», explica.

En su opinión, falta un análisis exhaustivo de las causas de la colonización. Explica que un tipo de 'pseudoacacia' que se ha asentado en la ciudad desprende unos frutos amarillos que caen al suelo y se conservan durante mucho tiempo, y que ellas devoran. Sin embargo, no se sabe muy bien por qué no proliferan demasiado en el Parque Grande, aunque puede ser porque aquí hay una vegetación muy controlada y casi romántica, donde no anidan tan gustosas.

En el Centro. En zonas como el paseo de la Constitución, los nidos se han ido multiplicando en los últimos años.

Etiquetas