Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESO EN ZARAGOZA

Tres vecinos intoxicados y 60 desalojados por el humo de un incendio en un garaje del Arrabal

La Policía Científica investiga el suceso, pero cree que el fuego se inició en el motor de un BMW que se sobrecalentó.Las personas que fueron asistidas no revestían gravedad, por lo que no hubo que hospitalizarlas.

A Juan Antonio Royo se sonrió la suerte, su coche estaba en el taller
Tres vecinos intoxicados y 60 desalojados por el humo de un incendio en un garaje del Arrabal
A. N.

El sobrecalentamiento del motor de un turismo parece ser el origen del incendio que se produjo durante la madrugada de ayer en un garaje del Arrabal. Aunque había instaladas dobles puertas de seguridad, el humo terminó colándose por las escaleras de dos de los tres edificios que tienen acceso al aparcamiento. Por ello, y como medida preventiva, los Bomberos optaron por desalojar a la mayoría de sus inquilinos. Fueron 60 personas en total, cuatro de las cuales necesitaron asistencia médica: tres por inhalación de humo y la otra por una crisis nerviosa. En cualquier caso, ninguna de ellas revestía gravedad, por lo que no fue preciso hospitalizarlas.

Según fuentes del 080, el suceso se produjo en torno a las 5.00 un aparcamiento de dos plantas con entrada y salida por la calle de José María Matheu. Cuando llegaron los equipos de extinción, se dieron cuenta de que algunos vecinos habían abandonado por iniciativa propia sus viviendas. Decidieron inspeccionar sus edificios, y al constatar que el humo ascendía por las escaleras, optaron por evacuar las primeras plantas de los números 4-6 de José María Matheu y 5-7 de la calle de Ricardo del Arco.

«En estos casos, si se sellan bien puertas y ventanas, no hay ningún peligro. Pero mucha gente se asusta y sale al pasillo, exponiéndose a una intoxicación. Para evitar esto, hemos optado por desalojar nosotros a unas 60 personas», explicaba un portavoz del 080. Entre los afectados, había sobre todo personas mayores, pero también matrimonios jóvenes y niños. «Como a esa hora hacía frío, se ha enviado una segunda uvi móvil para que los menores pudieran refugiarse en ella», apuntaban desde el parque central de Bomberos. El resto buscó cobijo en otros portales de la zona. El administrador de una de las tres fincas afectadas explicó que fue sobre las 7.30 cuando los vecinos comenzaron a regresar a sus casas.

Las llamas y las altas temperaturas afectaron a la instalación eléctrica de las zonas comunes (garaje, portales, escaleras...), pero no al suministro de los pisos. Tampoco hubo daños en las canalizaciones de agua y vertidos, lo que también evitó trastornos mayores a los residentes.

La Policía Científica ha abierto una investigación para determinan el origen del fuego. Sin embargo, según ha podido saber este periódico, todo apunta al motor del BMW que estaba estacionado en la plaza número 10 de la planta semisótano. Su propietario regresó de viaje sobre las 3.30 y lo dejó estacionado sin advertir ningún problema o avería. De hecho, no fue hasta primera hora de la mañana cuando se enteró de lo que había sucedido.

El BMW quedó completamente arrasado por las llamas. Pero también sufrieron daños los otros dos turismos que lo flanqueaban. Uno de ellos podría ser declarado incluso siniestro total, ya que el calor hizo que se rompieran los cristales y el fuego se extendiera por la tapicería. El dueño del otro coche, un Citroën C5, explicaba ayer a mediodía que la parte más afectada era un lateral. «Habrá que llevarlo al taller para saber si los neumáticos u otras piezas están deterioradas», indicaba. Los propietarios del resto de vehículos del garaje también hicieron un primer balance de daños, aunque la mayoría solo estaban ennegrecidos por el humo.

Este suceso se produjo 24 horas después de otro similar ocurrido en la calle Adolfo Aznar, en el Actur.

Etiquetas