Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Delincuencia

Al abrigo del frío se está mucho más seguro

Varios estudios vinculan las altas temperaturas con mayores niveles de delincuencia y hay quien incluso alerta de los peligros del calentamiento global en este sentido.

Restos de un contenedor quemado en la calle Ávila.
La quema de contenedores resiste al frío
J.M. MARCO

El pasado 9 de julio se registró una de las temperaturas más altas de 2010 en Zaragoza. Hace tres semanas, el 21 de enero, una ola de frío congeló buena parte de Aragón, incluida su capital. La diferencia entre ambas fechas va más allá de la indumentaria de los ciudadanos, o del aspecto de las terrazas de los bares. El parte de sucesos de la Policía ofrece algunas conclusiones interesantes.

Según un estudio de la Universidad Estatal de Iowa, “cuando la gente sufre más altas temperaturas se vuelve más agresiva, esto es sabido”, en palabras de su director, Craig Anderson. Aquel día de julio, con la gente pensando en la final del mundial, y los termómetros aupados a los 40 grados, la sección de sucesos de Heraldo de Aragón venía ‘cargada’: un tiroteo en el barrio de Las Fuentes, con un herido de bala y tres detenidos, un robo con fuerza, un detenido por agredir con golpes y patadas a dos agentes…

La misma sección, hace tres semanas, arrojaba un único caso reseñable. Una agresión al portero del Refugio. De hecho, la sensación de la Policía Local de Zaragoza es la de calma en estos meses de invierno, en los que solo los vándalos que tienen como objetivo los contenedores de la ciudad ‘calientan’ el ambiente.

Desde el centro estatal de Iowa, incluso se vincula el calentamiento global con un futuro ascenso del nivel de violencia. Y no solo en los casos relacionados con la escasez de alimentos, el aumento de pobreza, o la desnutrición. La posibilidad de que un continuo aumento de temperaturas recrudezca la violencia doméstica preocupa a los expertos.

Etiquetas