Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CANDIDATO MUNICIPAL EN ZARAGOZA

Eloy Suárez reivindica «una vuelta a la realidad» frente al «despilfarro» en la era de Belloch

El candidato del PP al Ayuntamiento de Zaragoza promete, en su presentación, bajar impuestos a las empresas que creen empleoRudi asegura que «ha empezado la etapa del resurgimiento».

El candidato Eloy Suárez con Luisa Fernanda Rudi y Alberto Ruiz Gallardón, ayer.
Eloy Suárez reivindica «una vuelta a la realidad» frente al «despilfarro» en la era de Belloch
OLIVER DUCH

No hizo grandes anuncios. Apenas dio unas gruesas pinceladas de su programa, más como una declaración de intenciones que como un listado de promesas. El candidato del PP al Ayuntamiento de Zaragoza, Eloy Suárez, reivindicó «una vuelta a la realidad» frente al «despilfarro» del gobierno de Belloch y a «los vendedores de humo».

Era su estreno público y eso se notó. Algo nervioso y tenso, Suárez abogó ayer por mostrar en su discurso de presentación una pose menos dura -frente a los ataques vertidos hasta ahora contra el alcalde, Juan Alberto Belloch- para remarcar un perfil más moderado y 'alcaldable'. Volcó en su intervención el bagaje recogido en su recorrido por los distritos y barrios rurales de la ciudad durante el último mes. «Os voy a contar la realidad», dijo. Y comenzó a repasar «lo que no funciona en el día a día de Zaragoza». Empezó con el transporte y la limpieza -«servicios públicos que han sufrido el mayor recorte de la historia»-, recordó a los perjudicados por el tranvía, los que sufren el vandalismo, la falta de colegios, los centros de salud, el dinero «dilapidado» en los barcos y el telecabina, el túnel de la A-68 que sigue sin abrirse...

«Zaragoza necesita un cambio», afirmó. Y se erigió como alternativa aportando «trabajo, esfuerzo, perseverancia, realismo y confianza». Pero también tuvo tiempo para marcar sus prioridades y lanzar alguna propuesta. Sin concretar demasiado, avanzó que reducirá los impuestos a aquellas empresas que creen empleo, que elaborará «un verdadero plan de movilidad», que hará VPO, que se reconocerá «la singularidad» de Zaragoza con la ley de capitalidad, que acabará aquello que no está terminado, que mejorará los servicios sociales, que apostará por la ciudad consolidada, que exigirá un comunicación con Francia a través del Pirineo... Pero, sobre todo, se comprometió a «gestionar con austeridad, con talento y con la verdad por delante». «El ahorro empezará por el alcalde», sentenció Suárez.

El candidato a la Alcaldía estuvo arropado en la Sala Multiusos por la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Rudi inició su discurso, en el que se echaron en falta referencias al protagonista del acto, con una advertencia futura: «La situación que nos vamos a encontrar no va a ser fácil. Lo primero que tendremos que afrontar son ajustes presupuestarios». Pero trató de insuflar ánimos con mensajes con los que contrarrestar también la imagen de 'doctora no' que le adjudica el PSOE. «Se ha acabado la etapa de lamernos las heridas y ha empezado la etapa del resurgimiento», aseguró Rudi, que destacó que su proyecto permitirá modernizar Aragón y convertirlo en más competitivo.

Colaboración con Madrid

Para cerrar el acto, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, -que fue el más brillante de la mañana- se deshizo en elogios hacia Suárez. Dijo que trabajará «conjuntamente» y colaborará con él a partir del 22 de mayo. Le avisó de que tendrá «el vértigo de la responsabilidad» y le adelantó que ese día se pelearán «por quién llama primero al otro». Además, planteó estas elecciones como un plebiscito a Zapatero: «Todo el PSOE es solidariamente responsable de esta catástrofe de gobierno que identifica a Zapatero».

El presidente provincial del PP de Zaragoza, Luis María Beamonte, que también tuvo unas breves palabras para el candidato, describió a Suárez como «la alternativa fresca, creíble, posible y de futuro que necesita la ciudad».

Etiquetas