Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

El fiscal pide dos años de alejamiento y una multa de 5.400 euros por las supuestas coacciones a una menor

La víctima, de 14 años, declaró que la seguía cuando iba al colegio, hasta que un día la agarró por el brazo y la intentó meter en su coche.

Un juzgado zaragozano va a sentar en el banquillo a Nabil A., un ciudadano de origen árabe al que la Fiscalía acusa de un delito continuado de coacciones y una falta de lesiones. La víctima fue una menor de 14 años, a la que supuestamente estuvo siguiendo durante varios días cuando iba al colegio. Al parecer, llegó a dirigirse a ella con expresiones del tipo: «Ven guapa, hazme compañía». La chica nunca le hizo caso. Sin embargo, una tarde, al salir de clase, el acusado se acercó a ella y la intentó subir a la fuerza en su coche. Tras un forcejeo, la adolescente consiguió zafarse del hombre y salir huyendo.

Según el ministerio público, los hechos se produjeron entre el 11 y el 15 de noviembre de 2010 en Zaragoza. La menor asistía a un centro escolar ubicado en el Casco Histórico, el hombre lo sabía y se aprovechaba de que iba sola para acercarse a ella y hacerle proposiciones. El día 15, sobre las 13.00, el acusado decidió parar su vehículo frente al colegio. Al ver salir a la menor, se bajó del mismo y la cogió con fuerza del brazo intentado meterla dentro contra su voluntad. Lo que finalmente no consiguió, porque la chica logró escapar.

La menor denunció lo sucedido y fue trasladada a un centro de salud, donde fue asistida de una moradura en el brazo derecho. La Policía consiguió identificar a su presunto agresor, que fue detenido y ahora será juzgado por estos hechos.

La Fiscalía pide que el hombre sea condenado a dos multas: una por el delito continuado de coacciones, por importe de 5.400 euros, y otra por la falta de lesiones, de 180 euros. Para evitar que situaciones como las denunciadas vuelvan a producirse, en el juicio se solicitará también una medida de alejamiento. En concreto, el ministerio público pide que el hombre no pueda aproximarse ni comunicarse con la chica. Tampoco podrá acercarse a menos de 500 metros de su domicilio o de su colegio.

En cuanto a la responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la víctima con 60 euros por las lesiones. La defensa, a cargo de la letrada Carmen Sánchez, niega los hechos y propondrá su absolución.

Etiquetas