Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SERVICIO

La Sangre de Cristo denuncia que este año ha tenido que poner 2.000 euros

La Hermandad, que se encarga de la recogida de cadáveres, critica que aumenta su actividad, pero no la subvención municipal.

La Hermandad de la Sangre de Cristo realizando un servicio
Una mujer muere electrocutada en una piscina portátil en Miralbueno
JOSé MIGUEL MARCO

La Hermandad de la Sangre de Cristo, que desde hace siglos se encarga de la recogida de cadáveres en el partido judicial de Zaragoza, realizó el año pasado 492 traslados desde el lugar del fallecimiento hasta las dependencias del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA). Estos son 32 más que en 2009 (entonces se encargaron de 460 servicios), pero el dinero que recibió por parte del Ayuntamiento de Zaragoza no aumentó con respecto a años anteriores. Esto originó, según los afectados, un déficit para cubrir los gastos de traslados (salarios y seguros de dos conductores-camilleros, camilleros, compra de sudarios, telefonía, etc.) que la Hermandad tuvo que asumir de su bolsillo.

En concreto, la partida municipal asciende a 82.436 euros y lleva varios años congelada. Además, para el año 2011 se mantiene la misma cuantía, a la que se añade el déficit de los 2.000 euros.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de Zaragoza concretan que «se ha producido un ajuste general y uniforme en todas las ayudas y subvenciones para este año». Añaden que la situación actual no permite otra política que la contención y el control del gasto. «Se trata de una situación compartida por todos los beneficiarios de ayudas y subvenciones municipales por lo que no queda margen para las excepciones», insisten.

No obstante, y por el respeto que sienten hacia la institución, aseguran que el Ayuntamiento escuchará y atenderá las demandas de la Hermandad y tratará de colaborar con ella en lo que pueda, aunque siempre bajo la contención del gasto actual.

 

Traslados desde domicilios

En concreto, de los 492 servicios que efectuaron en 2010 -que se producen cuando debe acudir un juez a levantar el cadáver, por muerte violenta o cuando no hay familiares directos- la mayoría (229) fueron traslados desde los domicilios hasta el IMLA. Hubo 129 en los que partieron desde un centro hospitalario y 39 realizados dentro del partido judicial de Zaragoza pero que no responden al término municipal de la capital y por eso se consideran atenciones "exteriores". Otras 37 se produjeron en la vía pública, 26 en accidentes de tráfico en carretera, 25 en naves y locales y 7 en el río.

La lucha de esta Hermandad por mantener su actividad lleva ya varios años activa. En 2009, denunciaron que se les podía excluir del servicio porque se iba a sacar a concurso. Finalmente, y tras muchos meses de negociación con el Gobierno de Aragón, se firmó un convenio que los mantiene en el partido judicial de Zaragoza, aunque ellos han tenido que formarse de acuerdo a los requisitos actuales. Entre otras cosas, los hermanos que se dedican a esta labor tuvieron que hacer un curso de criminalística con la Guardia Civil y otro de riesgos laborables sobre levantamiento de cadáveres.

El hermano mayor, Ernesto Millán, pide que la situación se solucione cuanto antes y también aclara que se han garantizado y adecuado los requisitos de trazabilidad y cadena de custodia que exige el procedimiento judicial y a los requisitos científico-técnicos forenses. Además, aclara que «en ningún caso ha supuesto costo económico para los familiares» y que todos los servicios se han solventado con normalidad.

Etiquetas