Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PLENO MUNICIPAL

El PP no consigue reprobar a Bellocch

Los populares tampoco lograron apoyos en su petición de que el alcalde devuelva la ayuda a un club de La Gomera.

Juan Alberto Belloch, en su despacho de la plaza del Pilar.
belloch
JOSé MIGUEL MARCO

El Partido Popular se quedó totalmente aislado en el pleno municipal de ayer. Los tres asuntos de peso planteados por los populares se quedaron sin apoyos. No lograron un solo voto favorable ni la petición de que Belloch devuelva la subvención que dio a un equipo de fútbol sala de La Gomera, ni la reprobación del equipo de gobierno por su gestión de la telecabina, ni la petición de revocar los recortes en limpieza y transporte. El pleno, así, resultó plácido para un Belloch que, con la complicidad de CHA e IU, no tuvo que remangarse para defender su gestión.

El alcalde ni siquiera tomó la palabra para defender la ayuda que él ordenó al citado equipo de fútbol sala de San Sebastián de La Gomera, al que el Ayuntamiento dio 3.738 euros para pagarle un viaje a Pinseque para jugar un partido oficial. Pese a que el único motivo de la ayuda fue la relación de Belloch con el municipio tinerfeño -del que es hijo adoptivo-, el alcalde dejó que su vicealcalde, Fernando Gimeno, defendiera la posición del PSOE. «El PP hace demagogia y se equivoca», atacó un Gimeno que mantuvo que la subvención fue «un gasto de libre disposición, controlado e intervenido».

Antes, el Partido Popular había calificado esta ayuda de «inmoral», «injustificable» y de «dádiva de Belloch a La Gomera», en palabras de su portavoz adjunto, José Manuel Cruz. «Cuando se reduce el sueldo de los funcionarios y se recortan los servicios públicos, Belloch se dedica a esponsorizar a equipos de fútbol sala de La Gomera», dijo Cruz, quien pidió a Belloch que «separe lo público de lo privado» y que, como decía la moción, «devuelva el dinero».

Sin embargo, esta solicitud no tuvo apoyos, y casi resultó más criticado el PP por su petición que el PSOE por la subvención en cuestión. José Manuel Alonso (IU) dijo que la moción de los populares «es jugar con las instituciones» y que «es un ataque al Ayuntamiento de forma gratuita». «Si la ayuda es ilegal, acudan a los tribunales; si no, reprueben al alcalde», espetó a la bancada popular. Juan Martín (CHA), por su parte, fue más crítico con la ayuda de Belloch -la calificó de «reprochable»-, pero coincidió en observar el «tinte demagógico» de la propuesta popular.

La reprobación, tampoco

No tuvo mejor suerte el PP en su intento de que el pleno reprobara la actuación del equipo de Gobierno en la gestión de la telecabina. Su concejal Sebastián Contín lo calificó de «fracaso» y de «negocio ruinoso», e instó a que el Gobierno «resuelva el contrato, si no quiere asumir el déficit». «Están ralentizando la decisión por las próximas elecciones, quieren evitar la foto de un fracaso notorio».

Esa intención electoral que entrevió Contín en la actuación del Gobierno municipal la intuyeron CHA e IU en el espíritu de la moción popular. «La telecabina afea el entorno y aporta poco, hay que quitar cachivaches de la zona de la Expo», dijo Juan Martín (CHA), quien sin embargo reconoció que «no cuesta ni un euro al Ayuntamiento». José Manuel Alonso (IU) coincidió en que la telecabina «no es sostenible» y en que es un «delirio de grandeza», pero calificó la moción de «oportunismo político». «Desde el primer momento se sabía que no iba a ser rentable y nadie se opuso», recalcó Alonso.

Recortes de limpieza

El tercer 'revolcón' del pleno a una moción popular llegó con la petición de que el equipo de gobierno suspenda los recortes en limpieza y autobús que anunció la semana pasada. La ciudad ahorrará 7 millones limpiando menos las calles en verano y los festivos, y la línea 128 desaparecerá, entre otras medidas. Modesto Lobón (PP), criticó que «los problemas económicos del Ayuntamiento se están cargando en la calidad de vida de los zaragozanos». «Páguenlo con otros proyectos políticos, los servicios públicos son una de las claves de la calidad de vida», apuntó Lobón.

Carmen Dueso, consejera municipal de Servicios Públicos, defendió el ahorro que supone la medida. «Lo que se quita no es esencial, lo hemos hecho por responsabilidad», dijo Dueso. Chunta e Izquierda Unida tampoco hicieron con esta causa bloque de oposición con el Partido Popular ante un gobierno que, en minoría y a solo cuatro meses de las elecciones municipales, tuvo un pleno inesperadamente cómodo y tranquilo.

Etiquetas