Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Interior ve «inapropiado» que Toribio denuncie el mal estado de las carreteras

La Dirección de la Guardia Civil vuelve a recordar al agente de Tráfico que sus limitaciones como funcionario le impiden hacerlo cuando esté fuera de servicio.

La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil considera «inapropiado» que el agente de Tráfico Juan Carlos Toribio denuncie infracciones o deficiencias de las carreteras cuando no se encuentre prestando servicio. El agente ha sido sancionado en dos ocasiones por cuestionar el estado de las vías aragonesas y fomentar desde la Asociación Mutua Motera actividades y campañas vinculadas con la seguridad vial.

Tras la última sanción, recibida en septiembre de 2010, Juan Carlos Toribio solicitó poder ejercer, cuando no estuviera de servicio, su derecho como ciudadano a denunciar las infracciones que observara tanto en la conservación de las carreteras como en las actitudes de otros ciudadanos que pongan en peligro la seguridad del tráfico. En su escrito recordaba que cuando un guardia civil no está de servicio puede denunciar las infracciones pero en «calidad de ciudadano» y en formato de «denuncia voluntaria».

«El problema deriva de la prohibición específica que se está ejecutando sobre mí, al objeto de que no pueda presentar denuncias como ciudadano (...) Una prohibición que ha quedado reflejada en diferentes documentos a lo largo de los últimos años», expuso el agente en su escrito.

Su petición fue remitida al Ministerio de Interior, que el pasado 18 de enero le contestó que «el hecho de ser funcionario de la Administración General del Estado y, en este caso, de la Guardia Civil, lleva anudada una serie de obligaciones y limitaciones intrínsecas a la que la jurisprudencia constitucional y ordinaria han dado en calificar como «relaciones de sujeción especial».

En su contestación, la Dirección general de la Guardia Civil explica que esa relación administrativa «especial» no «priva» a los afectados de sus derechos fundamentales, «pero sí puede modular el ejercicio de los mismos» y permite «limitaciones constitucionalmente admisibles». La respuesta de Juan Carlos Toribio ha sido dirigirse de nuevo a los responsables de Interior para que le aclaren exactamente qué quieren decir con su resolución ya que no logra entenderla y, tras recibirla, no sabe si puede o no puede hacer «denuncias voluntarias» cuando no esté de servicio.

Insiste en que determinadas situaciones viales que ha observado como ciudadano, fuera de su demarcación profesional, ponen en peligro la seguridad del tráfico. Además, recuerda que en el ejercicio de sus funciones ha recibido «en sucesivas ocasiones la orden y prohibición de no denunciar a los funcionarios públicos, presuntos responsables de infracciones, por el «incumplimiento de la ley en materia de señalización y mantenimiento de carreteras».

Etiquetas