Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

VANDALISMO

Prisión para un joven al que la Policía acusa de tres incendios de contenedores

Fue detenido el 18 de enero como presunto autor de los daños causados en Las Fuentes.

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Zaragoza, ayer en funciones de guardia, envió a prisión a Manuel G. F., de 28 años, como presunto autor de tres incendios de contenedores cometidos durante los pasados días 14, 15 y 18 de enero en distintas calles del barrio de Las Fuentes.

En concreto, los agentes de la Comisaría del Arrabal que lo arrestaron le atribuyen la autoría de los fuegos intencionados que destruyeron tres depósitos de residuos urbanos en la calle de Sancho Arroyo, otro en Batalla de Pavía y un tercero en la calle de Cardenal Cisneros, las tres muy próximas entre sí. Pero además de los contenedores, el fuego alcanzó las fachadas de los edificios colindantes y puso en riesgo a los vecinos que los ocupan, además de dañar escaparates de locales, un árbol y un turismo.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Aragón, las declaraciones de varios testigos han sido determinantes en este caso para que los agentes consiguieran, en tan solo tres días, identificar, localizar y detener al presunto autor de estos hechos que, según la Policía, pueden constituir un delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico, o contra la seguridad colectiva.

El arrestado, por su parte, negó los hechos que se le imputan. Manuel G. F. es vecino del barrio y, al parecer, tiene problemas psiquiátricos. No obstante, tras ser examinado por el forense en el juzgado este dictaminó que, aparte de presentar un consumo de sustancias tóxicas cuyo efecto conoce, no le apreciaba trastornos con entidad como para ser enviado a la planta de psiquiatría.

Manuel G. F. sí que tiene tendencias autolíticas (hacerse daño a sí mismo) y, de hecho, cuando fue arrestado se dio varios cabezazos contra la pared. Además, tiene tendencia a romper vasos con los dientes y hacerse cortes en los brazos. Su abogado, Javier Alcober, pidió que fuera puesto en libertad con fianza pero la fiscal se opuso y la juez decidió enviarlo a la cárcel de Zuera, aunque lo puso a disposición del Juzgado de Instrucción número 2, encargado del caso.

El primer incendio que se le atribuye se produjo a las 4.20 del pasado sábado. Un vecino informó de que en la calle de Sancho Arroyo, a la altura del número 6, había tres depósitos de residuos urbanos ardiendo. Los Bomberos comprobaron al llegar que las llamas habían alcanzado el morro de un turismo Opel, matrícula 7519 CMC, aparcado junto a los contenedores, así como un árbol y la fachada de la casa y de un bar. Tan solo 35 minutos, la Policía Local apagaba el incendio declarado en otro contenedor de la cercana calle de Batalla de Lepanto.

Sobre las 5.20 del día 18, otro fuego no solo calcinó los contenedores de basura sino que las llamas alcanzaron la tercera planta de un inmueble de la calle de Cardenal Cisneros.

Etiquetas