Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESO EN ZARAGOZA

Protestas vecinales y respaldo político tras la operación

Representantes vecinales del barrio de Torrero critican la "dureza policial". Mientras, el vicealcalde, Fernando Gimeno, ha mostrado el respaldo claro del Ayuntamiento al desalojo de la antigua cárcel.

Tras el desalojo de la cárcel de Torrero, se han producido reacciones muy distintas. Las principales asociaciones de vecinos del barrio siempre han mostrado su apoyo al movimiento ocupa. Y, por otro lado, el Ayuntamiento ha defendido la actuación policial.

"La presencia policial ha sido desproporcionada. Han pegado a vecinos del barrio que estaban manifestándose, es una vergüenza", aseguraba Chema Gregorio, de la asociación de vecinos de La Paz.

"No entendemos por qué el Ayuntamiento ha autorizado este desalojo. No tienen dinero para inversiones y no le van a dar ningún uso al edificio. Los chavales dan vida a locales vacíos para beneficio de todos, no restringen la entrada a nadie", afirmaba Chema Gregorio.

Los jóvenes desalojados ocuparon el edificio el pasado mes de octubre y le llamaron Centro Social Okupado Quique Mur, en homenaje al insumiso muerto en la cárcel en 1997. En los últimos tres meses, han realizado charlas y actividades, en colaboración con distintos colectivos sociales.

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha mostrado el respaldo claro del Ayuntamiento al desalojo de la antigua cárcel. Gimeno ha dicho que la política del Ayuntamiento respecto a estos asuntos "es clara" y "así va a seguir". "Todas las ocupaciones ilegales de edificios públicos van a ser desalojadas con arreglo a los criterios que marca la ley", ha subrayado.

El edificio es propiedad del Ayuntamiento, que tiene previsto rehabilitarlo como centro cultural, aunque no tiene proyecto ni fechas ni presupuesto para ello. El delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, ha destacado que el desalojo ha terminado sin problemas tras una actuación policial por orden judicial.

Apoyo de la Federación de Barrios

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) ha manifestado su más enérgico rechazo al desalojo de los jóvenes que ocupaban la portería de la antigua cárcel de Torrero, operación que se ha saldado con un detenido y un policía herido.

La FABZ afirma en una nota que estos jóvenes usaban desde hace tiempo este local, que estaba "abandonado desde hace años por las instituciones", y que realizaban en él diversas actividades culturales abiertas a todos los vecinos.

Para ello, añaden, contaban con el apoyo de los distintos colectivos del barrio, como las asociaciones de vecinos de Venecia, Torrero y La Paz. La Federación de Barrios denuncia la "desproporcionada respuesta" de la Policía a la protesta pacífica de los vecinos que se solidarizaban con los jóvenes y exige la "inmediata libertad" del vecino detenido.

Etiquetas