Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESO EN ZARAGOZA

Dos policías y un okupa heridos en el desalojo de esta mañana en la cárcel de Torrero

Dos agentes y uno de los activistas han resultado heridos y, al menos, una persona ha sido detenida tras la carga policial efectuada en la operación desarrollada esta madrugada.

Momento en el que la Policía cargaba esta mañana contra los manifestantes
Un herido y un detenido en el desalojo de un grupo de ocupas en la cárcel de Torrero
VÍCTOR LAX

La Policía Nacional procedió esta mañana al desalojo de un grupo de 'okupas' en la antigua cárcel de Torrero. Según informaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía, once personas se encontraban en el edificio y varios agentes comenzaron a desalojarlo pasadas las 5.00. En la operación fue detenido un joven por agredir a un agente.

En el desalojo, que se realizó por mandato judicial, intervino la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Aragón, en colaboración con la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).

Tres de los okupas tuvieron que ser bajados del tejado del edificio, donde se habían encaramado utilizando arneses, y el resto se encontraban en el interior. La mayoría de ellos ya han sido identificados.

Mientras, en la calle Fray Julián Garcés, aledaña al recinto, un grupo de simpatizantes del movimiento 'okupa' y vecinos del barrio se reunieron para a apoyar a los jóvenes encerrados. Sobre las 8.45 hubo un enfrentamiento entre ellos y los agentes desplazados hasta allí, que derivó en una carga policial. Los golpes y empujones por ambas partes se saldaron con dos policías heridos, así como uno de los okupas y, al menos, uno de los manifestantes detenido. Al menos uno de los agentes fue trasladado a un centro hospitalario.

Un problema que viene de lejos

El edificio de la antigua cárcel estaba tomado desde el pasado mes de octubre. Tras ser desalojados del Centro Social Okupado La Vieja Escuela (en el antiguo colegio Lestonnac), un grupo de unas 30 o 40 personas se instalaron en sus dependencias.

La cárcel de Torrero se demolió en 2005 y solo se salvó de la piqueta el edificio neomudéjar de la entrada. En los suelos de la antigua prisión (inaugurada en 1928), se han construido viviendas y un aparcamiento subterráneo. Otro proyecto era rehabilitar el edificio de la entrada y convertirlo en un centro cultural. El Ayuntamiento llegó a consultar a las asociaciones de vecinos del barrio para diseñar este espacio, pero el proyecto está parado y el edificio permanece abandonado desde hace cinco años

Etiquetas