Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

GOLPE AL NARCOTRÁFICO

Operación antidroga en la capital aragonesa

En la operación 'Cuchi' se ha detenido a quince personas de origen colombiano, dominicano, holandés y español, y se ha desmantelado un laboratorio en el barrio de Torrero.

Algunas de las pertenencias incautadas por la Policía
Operación antidroga en Zaragoza
EFE

La policía ha desarticulado en Zaragoza un grupo organizado dedicado a la importación y distribución de cocaína, que adulteraban en un laboratorio situado en el barrio de Torrero, en una operación en la que se han detenido quince personas, de origen colombiano, dominicano, holandés y español.

En la operación, denominada 'Cuchi', se han incautado 1,5 kilogramos de cocaína, sustancia adulterante o de corte, una prensa, un gato hidráulico y moldes para la confección de 'ladrillos' de cocaína, balanzas, más de 18.000 euros y dos vehículos, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

La investigación, a cargo de miembros de la Brigada Provincial de Policía Judicial, comenzó el mes de marzo del pasado año sobre un individuo de origen dominicano residente en Zaragoza que desarrollaba una intensa actividad de tráfico de cocaína al menudeo, principalmente por la zona de Delicias.

El trabajo policial permitió identificar un grupo organizado, compuesto por nacionales colombianos y afincado en Zaragoza, que distribuía cocaína entre otros narcotraficantes tanto en la capital aragonesa como en ciudades de provincias limítrofes.

A finales del pasado mes de diciembre, los agentes tuvieron conocimiento de que el grupo investigado preparaba la recepción de un nuevo transporte de cocaína en Zaragoza.

Funcionarios policiales acabaron incautando un 'ladrillo' de cocaína con un peso de 600 gramos, así como 16.000 euros en pago por la droga, y deteniendo al hombre de confianza del líder de la organización, así como a una pareja española con residencia en Toledo, protagonistas los tres de la transacción de intercambio de dinero por droga.

A continuación, se procedió a la detención del resto de implicados, así como a los registros de los domicilios utilizados por los mismos.

En uno de ellos, ubicado en el barrio de Torrero y que la investigación desarrollada ya señalaba como el lugar en que la organización almacenaba la droga, se encontró un completo laboratorio de adulteración de cocaína.

Además de una sustancia adulterante o de corte, una prensa artesanal, un gato hidráulico, moldes, básculas de precisión, molinillos eléctricos para la mezcla de la cocaína, guantes de látex, mascarillas, y herramientas y útiles varios para la manipulación de la droga.

Etiquetas